Posts Tagged ‘politica’

Análisis del Discurso de Posesión del Presidente Donald Trump, ¿Que opinión tiene a Usted?

Sábado, enero 21st, 2017
Análisis del Discurso de Posesión del Presidente Donald Trump, ¿Que opinión tiene a Usted?

Compartimos varios videos de canal de YouTube donde especialistas en temas políticos hacen un análisis del discurso de posesión del nuevo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump; un discurso que hizo énfasis en que el gobierno es del pueblo, el pueblo se convirtió en el gobernador de esta Nación y que en todo aspecto Estados Unidos siempre será primero. ¿Cuál es tu opinión al respecto?

Análisis de Fabian Novak y Francisco. Belaunde

Análisis de Luis Alvares, Lilia Carrillo,. Belaunde

Análisis de Manuel Arturo Salcido

Análisis de Maurizio Passariello Robert Macaulay

 

Compartimos también una traducción del discurso de toma de posesión del presidente Trump el 20 de enero de 2017.

EL PRESIDENTE: Juez jefe Roberts, presidente Carter, presidente Clinton, presidente Bush, presidente Obama, conciudadanos estadounidenses, y pueblos del mundo: gracias.

Nosotros, los ciudadanos de Estados Unidos, estamos ahora unidos en un gran esfuerzo nacional para reconstruir nuestro país y restaurar su promesa para toda nuestra población. Juntos, determinaremos el curso de Estados Unidos y del mundo por muchos, muchos años por venir. Nos enfrentaremos a retos. Nos enfrentaremos a dificultades. Pero haremos el trabajo.

Cada cuatro años nos reunimos en estos escalones para llevar a cabo la transferencia ordenada y pacífica de poder, y estamos agradecidos al presidente Obama y a la primera dama Michelle Obama por su graciosa ayuda durante esta transición. Han sido magníficos. Gracias.

La ceremonia de hoy, sin embargo, tiene un significado muy especial, porque hoy no estamos simplemente transfiriendo el poder de una administración a otra, o de un partido a otro, sino que estamos transfiriendo el poder de Washington D.C. y devolviéndoselo a ustedes, al pueblo.

Durante demasiado tiempo, un pequeño grupo en la capital de nuestra nación ha cosechado las recompensas del gobierno mientras que la gente ha soportado el costo. Washington floreció, pero la gente no participó de su riqueza. Los políticos prosperaron, pero los trabajos se fueron y las fábricas cerraron. El sector establecido se protegió a sí mismo, pero no a los ciudadanos de nuestro país. Sus victorias no han sido las de ustedes. Sus triunfos no han sido los de ustedes. Y mientras ellos celebraban en la capital de nuestra nación, había poco que celebrar para familias que pasaban dificultades por toda nuestra tierra.

Todo esto cambia, empezando aquí y ahora mismo, porque este momento es su momento. Les pertenece. Les pertenece a todos los que están reunidos aquí hoy y a todos los que observan en todo Estados Unidos.

Este es su día. Esta es su celebración. Y este, los Estados Unidos de América, es su país. Lo que realmente importa no es qué partido controla nuestro gobierno, sino si nuestro gobierno está controlado por el pueblo. El 20 de enero de 2017 será recordado como el día en que el pueblo volvió a ser quien gobierna esta nación. Los hombres y mujeres olvidados de nuestro país ya no serán olvidados. Todo el mundo les está escuchando ahora. Vinieron por decenas de millones para formar parte de un movimiento histórico como el mundo nunca ha visto.

En el centro de este movimiento hay una convicción crucial: que una nación existe para servir a sus ciudadanos. Los estadounidenses quieren buenísimas escuelas para sus hijos, vecindarios seguros para sus familias y buenos empleos para ellos. Estas son exigencias justas y razonables de personas justas y de un público justo.

Pero para muchos de nuestros ciudadanos, existe una realidad diferente: Madres y niños atrapados en la pobreza en el interior de nuestras ciudades; fábricas oxidadas dispersas como lápidas en el paisaje de nuestra nación; un sistema educativo, lleno de dinero, pero que deja a nuestros jóvenes y bellos estudiantes privados de todo conocimiento; y crimen y pandillas y drogas que han robado demasiadas vidas y han robado a nuestro país tanto potencial no realizado. Esta carnicería estadounidense se acaba justo aquí y se detiene ahora mismo.

Somos una nación, y su dolor es nuestro dolor. Sus sueños son nuestros sueños. Y su éxito será nuestro éxito. Compartimos un corazón, un hogar y un destino glorioso.

El juramento al cargo que presto hoy es un juramento de lealtad a todos los estadounidenses.

Durante muchas décadas, hemos enriquecido la industria extranjera a expensas de la industria estadounidense; subsidiado ejércitos de otros países al tiempo que permitimos el muy triste agotamiento de nuestro ejército. Hemos defendido las fronteras de otros países al tiempo que nos negamos a defender las nuestras propias y hemos gastado billones y billones de dólares en el extranjero, mientras que la infraestructura de Estados Unidos ha caído en deterioro y decadencia.

Hemos hecho ricos a otros países mientras la riqueza, la fuerza y la confianza de nuestro país se han disipado en el horizonte.

Una por una, las fábricas se cerraron y dejaron nuestras costas, sin siquiera pensar en los millones y millones de trabajadores estadounidenses que quedaban atrás. La riqueza de nuestra clase media ha sido arrancada de sus hogares y luego redistribuida por todo el mundo. Pero eso es el pasado. Y ahora solo estamos mirando al futuro.

Nosotros, reunidos aquí hoy, emitimos un nuevo decreto para que se escuche en todas las ciudades, en todas las capitales extranjeras y en todos los salones del poder. A partir de este día, una nueva visión gobernará nuestra tierra. A partir de este día, va a ser sólo “Estados Unidos lo primero” – Estados Unidos lo primero. Todas las decisiones sobre el comercio, los impuestos, la inmigración y los asuntos exteriores se harán en beneficio de los trabajadores estadounidenses y de las familias estadounidenses. Debemos proteger nuestras fronteras de los estragos de otros países que fabrican nuestros productos, robando nuestras empresas y destruyendo nuestros empleos.

La protección conducirá a una gran prosperidad y fortaleza. Lucharé por ustedes con toda la fuerza de mi aliento, y nunca, nunca les defraudaré. Estados Unidos empezará a ganar otra vez, ganando como nunca antes.

Recuperaremos nuestros empleos. Recuperaremos nuestras fronteras. Retornaremos nuestra riqueza. Y traeremos de vuelta nuestros sueños.

Construiremos nuevas carreteras, autopistas, puentes, aeropuertos, túneles y ferrocarriles en toda nuestra maravillosa nación.

Sacaremos a nuestra gente del sistema de bienestar social benéfico y volverán a trabajar, reconstruyendo nuestro país con manos estadounidenses y trabajo estadounidense.

Seguiremos dos sencillas reglas: comprar productos estadounidenses y contratar estadounidenses.

Buscaremos amistad y buena voluntad con las naciones del mundo, pero lo haremos con el entendimiento de que es el derecho de todas las naciones poner sus propios intereses en primer lugar. No pretendemos imponer nuestro estilo de vida a nadie, sino dejar que brille como ejemplo – brillaremos – para que todos lo sigan.

Reforzaremos viejas alianzas y formaremos nuevas, y uniremos al mundo civilizado contra el terrorismo radical islámico, que erradicaremos completamente de la faz de la Tierra.

En el centro de nuestra política habrá una lealtad total a los Estados Unidos de América, y por medio de nuestra lealtad a nuestro país, redescubriremos nuestra lealtad entre nosotros. Cuando uno abre su corazón al patriotismo, no hay lugar para los prejuicios.

La Biblia nos dice: “Ved que hermoso y que dulce habitar los hermanos [en Dios] todos juntos”. Debemos decir lo que pensamos abiertamente, debatir nuestros desacuerdos sinceramente, pero siempre perseguir la solidaridad. Cuando Estados Unidos está unido, Estados Unidos es totalmente imparable.

No debe haber miedo. Estamos protegidos, y siempre estaremos protegidos. Seremos protegidos por los grandes hombres y mujeres de nuestro ejército y policía. Y, lo que es más importante, estaremos protegidos por Dios.

Por último, debemos pensar en grande y soñar aún más. En Estados Unidos, entendemos que una nación sólo está viviendo mientras se esfuerza. Ya no vamos a aceptar políticos que son todo palabras y no acción, quejándose constantemente pero nunca haciendo nada al respecto.

El tiempo de las palabras vacías ha terminado. Ahora llega la hora de la acción. (Aplausos). No permitan que nadie les diga que no se puede hacer. Ningún desafío puede igualar el corazón, la lucha y el espíritu de Estados Unidos. No fallaremos. Nuestro país se desarrollará y prosperará nuevamente.

Estamos en el nacimiento de un nuevo milenio, listos para desbloquear los misterios del espacio, para liberar a la Tierra de las miserias de la enfermedad y para aprovechar las energías, las industrias y las tecnologías del mañana. Un nuevo orgullo nacional agitará nuestras almas, elevará nuestras miradas y sanará nuestras divisiones.

Es hora de recordar la vieja sabiduría que nuestros soldados nunca olvidarán: que si somos negros o marrones o blancos, todos sangramos la misma sangre roja de los patriotas. Todos disfrutamos de las mismas libertades gloriosas, y todos saludamos la misma gran bandera estadounidense. Y si un niño nace en la expansión urbana de Detroit o en las llanuras azotadas por el viento de Nebraska, miran hacia el mismo cielo nocturno, llenan su corazón con los mismos sueños y están infundidos con el aliento de la vida por el mismo Creador Todopoderoso.

Así que a todos los estadounidenses, en todas las ciudades cercanas y lejanas, pequeñas y grandes, de montaña a montaña, de océano a océano, escuchen estas palabras: Nunca volverán a ser ignorados. Sus voces, sus esperanzas y sus sueños definirán nuestro destino estadounidense. Y su valentía y bondad y amor nos guiarán por siempre en el camino.

Juntos, haremos a Estados Unidos fuerte otra vez. Haremos a Estados Unidos rico otra vez. Haremos que los Estados Unidos vuelvan a estar orgullosos. Haremos a Estados Unidos seguro otra vez. Y, sí, juntos, haremos a Estados Unidos grande otra vez.

Gracias. Dios les bendiga. Y Dios bendiga a los Estados Unidos de América. (Aplausos). Gracias. Dios bendiga a los Estados Unidos de América.

Déjanos conocer tu opinión acerca de este discurso.

Última Actualización: Enero 21 de 2017
Fuente:
YouTube Carla Harada
YouTube FinancieroMexico
YouTube El Punto Crítico TV
YouTube María Elvira Salazar
https://share.america.gov/

Donald J. Trump el Nuevo Presidente de Los Estados Unidos

Jueves, enero 19th, 2017
Donald J. Trump el Nuevo Presidente de Los Estados Unidos

Donald J. Trump, un empresario que prometió emplear sus conocimientos financieros para ayudar a los estadounidenses a mejorar su nivel de vida tomará posesión del cargo de presidente hoy 20 de enero como el cuadragésimo quinto presidente de Estados Unidos.

El magnate de los bienes raíces derrotó a la exsecretaria de Estado Hillary Clinton, que esperaba convertirse en la primera mujer en llegar a ser presidente.

Al aceptar la victoria temprano el 9 de noviembre de 2016, Trump dijo, “A todos los republicanos y demócratas e independientes de todo el país, les digo que es hora de que nos agrupemos como un pueblo unido. … Prometo a todos los ciudadanos de nuestro país que seré presidente para todos los estadounidenses”.

La experiencia empresarial que aporta

Trump, cuyo nombre aparece en hoteles de alto nivel, rascacielos y campos de golf en todo el mundo, sigue el camino de otros empresarios que han logrado llegar al puesto político más alto del país. Entre ellos George W. Bush quien, como su padre George H.W. Bush, estaba en el negocio del petróleo y además era dueño de un equipo de béisbol de las Grandes Ligas.

Otros ejemplos son Jimmy Carter, del sector agrícola del maní, el ingeniero de minas Herbert Hoover y Warren Harding, editor de periódicos.

Sin embargo estos empresarios se hicieron políticos antes de presentarse a candidatos a la Casa Blanca. Trump es el primero en ir directamente de una oficina corporativa a la Oficina Oval.

Durante la campaña, Trump, famoso televisivo y autor, presumía de sus antecedentes empresariales. “En Washington necesitamos personas que sepan cómo hacer un trato”, dijo Trump.

A los 70 años, Trump será la persona de más edad en posesionarse como presidente de los Estados Unidos. Ronald Reagan tenía 69 años cuando tomó posesión del cargo. El más joven fue Teodoro Roosevelt, que tenía 42.

Aquí cinco datos que quizá desconoce del nuevo presidente de los Estados Unidos

1. El poder de las estrellas
Una vez que preste juramento, Trump se unirá a Ronald Reagan en ser los dos presidentes de Estados Unidos con estrellas en el Paseo de la Fama de Hollywood (en inglés), la celebrada acera de California que rinde homenaje a más de 2500 personas de éxito notable en la industria del espectáculo. Trump recibió ese honor en 2007 por su trabajo en el programa de realidad en televisión “The Apprentice” (“El aprendiz”). Reagan recibió su estrella en 1960 por su carrera como actor antes de incorporarse a la política.

2. No le gustaba dar la mano
Hace décadas, Trump dijo que no le gustaba dar la mano a nadie porque “le obsesiona tener las manos limpias”, pero en la campaña aprendió a superar el desagrado que esto le causa sin mucho esfuerzo. “Soy un político”, dijo durante la campaña (en inglés), “¿puede imaginarse lo que ocurriría si no le diera la mano a nadie?” Cuando sea presidente, probablemente le de la mano a 65 000 personas (en inglés) al año.

3. Sus primeras ganancias
Pie de foto: #TBT (en inglés, “jueves de recuerdos”), cuando era niño con mi familia – yo estoy a la izquierda.
Trump dijo a la revista Forbes (en inglés) que sus primeros ingresos los ganaron cuando él y su hermano recolectaban botellas de soda descartadas en los sitios de construcción que su padre, un constructor de Nueva York, dirigía. Las botellas vacías podían canjearse con el distribuidor a cambio de algunos centavos. “Probablemente era lo equivalente a una paga más baja del promedio”, dijo Trump.

4. “Mogul” se mueve
El Servicio Secreto, que tiene a cargo la seguridad del presidente, da apodos para identificar al presidente y a los miembros de su familia. Todos los apodos de la primera familia empiezan por la misma letra. El presidente electo Trump es apodado “ Mogul ” (en inglés). La primera dama Melania Trump , es “Musa”, y su hija Ivanka se dice que es “Marvel”.

5. Su película favorita
La película favorita de Trump es “Ciudadano Kane” de 1941, que cuenta la historia de un magnate de la prensa de gran importancia. “Creo que en ‘Ciudadano Kane’ uno aprende que quizá la riqueza no lo sea todo, porque tenía riqueza, pero no era feliz”, dijo Trump en una entrevista en vídeo (en inglés) de 2002.

Última Actualización: Enero 20 de 2017
Fuente: https://share.america.gov/

Guía para Encontrar Empleo en los Estados Unidos

Domingo, enero 18th, 2009

< Escucha este artículo

Hay muchas maneras de buscar empleo en los Estados Unidos.Para aumentar sus posibilidades de encontrar empleo, usted puede:

• Preguntar a sus amistades, vecinos, familiares u otras
personas
en su comunidad sobre oportunidades de empleo
o buenos lugares para trabajar.

Buscar en la sección de avisos clasificados del periódico
bajo Employment.

• Buscar en las ventanas de los negocios locales letreros que
ofrezcan empleo (Help Wanted).

Visitar las oficinas de empleo o de recursos humanos
de empresas en su comunidad para preguntar si hay
puestos vacantes.

Visitar a las agencias comunitarias que ofrecen ayuda a
los inmigrantes para encontrar empleos o programas de
capacitación laboral.

Examinar los tableros de anuncios públicos en bibliotecas,
supermercados y centros comunitarios locales para ver si
hay avisos de puestos vacantes.

Consultar al departamento de servicios laborales en su estado.

Buscar empleo utilizando la Internet. Si va a utilizar una computadora en la biblioteca, el personal de la biblioteca puede ayudarle a iniciar su búsqueda.

La Solicitud de Empleo

La mayoría de las empresas le pedirán que llene una solicitud de empleo. Éste es un formulario con preguntas sobre su dirección, educación y experiencia laboral. Es posible que le pidan información sobre las personas con las que ha trabajado antes (references). El empleador quizá quiera llamar a las personas que usted haya nombrado para hacerles preguntas acerca de usted.

Es posible que usted necesite crear un currículum, o sea, una lista de sus experiencias de trabajo (resumé). Su currículum ofrecerá información a su posible empleador sobre sus empleos anteriores, su educación o capacitación laboral y sus aptitudes. Presente su currículum cuando solicite empleo.

Un Buen Currículum:

• Tendrá su nombre, dirección y número de teléfono.

• Mencionará sus empleos anteriores y las fechas en que los desempeñó

• Indicará su nivel de educación.

• Mencionará sus aptitudes especiales.

• Será fácil de leer y no tendrá errores.

Consulte con las agencias de servicio comunitario en el área donde usted vive para ver si le pueden ayudar a preparar su currículum. Hay servicios privados que pueden ayudarle también con esta tarea, pero le cobrarán por el servicio.

La Entrevista de Empleo

Es posible que los empleadores quieran entrevistarle para conversar con usted sobre el empleo. Le harán preguntas sobre sus empleos anteriores y sobre sus aptitudes. Usted puede prepararse para estas entrevistas, ensayando sus respuestas con una amistad o familiar. Durante la entrevista, usted puede también hacerle preguntas al empleador. Ésta es una buena oportunidad para enterarse de las condiciones del empleo.

Conozca sus Derechos: Las Leyes Federales Protegen a los Empleados
Hay varias leyes federales que prohíben que los empleadores discriminen a las personas que buscan empleo. Las leyes de nuestro país prohíben la discriminación por motivo de:

Raza, color, religión, país de origen y sexo (Ley de Derechos Civiles —Civil Rights Act)

Edad (Ley contra la discriminación en el empleo por motivo de edad —Age Discrimination in Employment Act)

Discapacidades (Ley de protección para personas con discapacidades —Americans with Disabilities Act)

Género (Ley de igualdad salarial —Equal Pay Act).

Para obtener más información acerca de estas protecciones legales, consulte el sitio en la web de la Comisión de Igualdad de Oportunidades de Empleo de los Estados Unidos (U.S. Equal Employment Opportunity Commission): http://www.eeoc.gov o llame al 1-800-669-4000. Si tiene dificultades para oír, llame al 1-800-669-6820.

Otras leyes contribuyen a mantener la seguridad en los sitios de trabajo, establecen licencias para ausentarse del trabajo en casos de emergencia familiar o médica, y crean fondos para el pago temporal de trabajadores sin empleo. Para obtener más información acerca de sus derechos laborales, visite el sitio en la web del Departamento del Trabajo de los Estados Unidos (U.S. Department of Labor): http://www.dol.gov.

Tenga en cuenta que:

Algunos empleadores pueden concederle beneficios especiales, representados en:

• Atención médica.

• Atención dental.

• Atención para la vista
.
• Seguro de vida.

• Plan de jubilación.

Usted Posiblemente Querrá Hacer las Siguientes Preguntas:

• ¿Cuál es el horario de trabajo?

• ¿Cuál es el sueldo o salario del puesto? (Las leyes de los Estados Unidos exigen que la mayoría de los empleadores paguen un salario mínimo (minimum wage), el cual es la compensación más baja permitida).

• ¿Cuántos días de vacaciones hay?

• ¿Cuántos días de licencia por enfermedad hay?

• ¿Qué beneficios se ofrecen con el puesto?

Hay Ciertas Preguntas que no se les Permite Hacer.

No se permite que ningún empleador le haga preguntas sobre su raza, color, sexo, estado civil, religión, país de origen, edad o cualquier discapacidad que usted pueda tener.

Lo que Usted Puede Esperar al obtener un Empleo

Al presentarse a trabajar por vez primera, se le pedirá que llene ciertos formularios, entre ellos:

• El Formulario I-9, Employment Eligibility Verification Form (Formulario de verificación de elegibilidad para el empleo). Por ley, su empleador debe asegurarse de que todos las personas recién empleadas sean elegibles para trabajar en los Estados Unidos.

En su primer día de trabajo, usted deberá llenar el Formulario I-9. Dentro de tres días hábiles, deberá mostrar a su empleador sus documentos de identidad y la documentación que le autoriza para trabajar. Usted puede escoger los documentos que desee presentar como constancia de su autorización para trabajar en el país, siempre que sus títulos aparezcan en el Formulario I-9.

La lista de los documentos aceptables aparece al dorso del Formulario I-9. Entre los documentos aceptables están su Tarjeta de residente permanente o su tarjeta de Seguridad Social sin restricciones, junto con una licencia para conducir automóviles expedida por el estado donde vive.

• El Formulario W-4, Employee’s Withholding Allowance Certificate (Certificado de retención de impuestos del/de la empleado/a). Su empleador deberá retener dinero de su cheque de pago y enviarlo al gobierno para pagar impuestos federales. En inglés este dinero se conoce como withholding tax.

El Formulario W-4 ordena a su empleador a retener dinero para el pago de impuestos y le ayuda a usted a determinar el monto correcto que su empleador debe retener.

• Otros formularios. Es posible que usted deba completar también un formulario de retención de dinero para pagar los impuestos del estado donde usted reside y otros formularios que le permitan recibir sus beneficios laborales.

Es posible que usted reciba su sueldo semanalmente, cada dos semanas o mensualmente. Su cheque de pago indicará los montos deducidos para el pago de los impuestos federales y estatales, del impuesto del Seguro Social, y de los beneficios laborales que a usted le corresponda pagar.

Algunos empleadores enviarán su cheque de pago directamente a su banco mediante el sistema de depósito directo (direct deposit).

El Uso del Idioma Inglés en el Trabajo

Si usted no habla inglés, trate de aprenderlo lo antes posible. Podrá encontrar clases de inglés gratis o a un precio reducido en su comunidad. Con frecuencia, estas clases las ofrecen las escuelas públicas locales o las instituciones de enseñanza superior en la comunidad. El dominio del inglés le ayudará en su empleo, en su comunidad y en su vida diaria.

Si su empleador/a le dice que usted tendrá la obligación de hablar inglés en el trabajo, él o ella deberá demostrar que es esencial hablar inglés para realizar el trabajo correctamente. Su empleador deberá informarle, antes de darle el empleo, que el puesto exige que usted hable inglés. Si su empleador no puede demostrar la necesidad de hablar inglés para desempeñar el puesto, es posible que esté violando una ley federal. Si usted necesita ayuda o más información, comuníquese con la Comisión de Igualdad de Oportunidades de Empleo de los Estados Unidos (U.S. Equal Employment Opportunity Commision —EEOC). Llame al 1-800-669-4000 o, si tiene dificultades para oír, llame al 1-800-669-6820; o bien, visite el siguiente sitio en la web: http://www.eeoc.gov.

“Le recomendamos que presione aquí para leer una guía muy completa sobre técnicas y consideraciones para la búsqueda de trabajo”

Pruebas para detectar drogas y verificación de antecedentes

Para algunos puestos, es posible que sea necesario someterse a una prueba para verificar que usted no ha estado consumiendo drogas ilegales. Para algunos puestos, se exige una investigación de sus antecedentes, la cual incluirá sus actividades en el pasado y sus circunstancias presentes.

Protección del Gobierno Federal para Trabajadores Inmigrantes

Conforme a las leyes federales, los empleadores no deben discriminar a nadie debido a su condición de inmigrante. A los empleadores se les prohíbe:

• Negarse a emplearle, o despedirle de su empleo, debido a su condición de inmigrante o porque usted no tiene la ciudadanía norteamericana.

• Exigirle que presente una Tarjeta de residente permanente, o rechazar los documentos legales que le permiten trabajar.

• Emplear preferentemente a trabajadores indocumentados.

Discriminarle a usted por motivo de su origen nacional (o su país de origen).

• Tomar represalias contra cualquier empleado o empleada que se queje de alguno de los tratos anteriores.

Para obtener más información acerca de sus derechos, o para presentar una queja, llame a la Oficina del Consejero Especial (Office of Special Counsel) al 1-800 255-7688 o, si tiene dificultades para oír, llame al 1-800 237-2515. Si usted no habla inglés, habrá intérpretes a su disposición para ayudarle. Para obtener más información, puede visitar también el siguiente sitio en la web: http://www.usdoj.gov/crt/osc.

“Le recomendamos que presione aquí para leer una guía muy completa sobre técnicas y consideraciones para la búsqueda de trabajo”

Importante: La información en esta página fue provista por el Departamento de Estado, por el Servicio Estadounidense de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) y/o por el Departamento de Homeland Security de los Estados Unidos. Ninguna información provista en esta página debe ser considerada como asesoramiento legal. Por esta razón se le aconseja al lector que consulte con un abogado antes de hacer cualquier diligencia para visitar o migrar a los Estados Unidos de América.

Última actualización Mayo de 2009.

Torpe Planteamiento de la Inmigración

Domingo, julio 13th, 2008

tope planteamiento inmigracion

* Por: José Carlos García Fajardo

Madrid (España), Junio de 2008

En la Unión Europea existe un pánico irracional ante la falsa invasión de inmigrantes, cuando no se trata más que de un reajuste de la economía ante la crisis imperante. Ningún emigrante va a un país en donde no existen posibilidades de trabajo que le permitan vivir en mejores condiciones que en sus países de origen, y ayudar a sus familias. Con todas sus limitaciones y agravios comparativos con los europeos, la posibilidad de un trabajo remunerado, así como el acceso a asistencia médica, higiene, mejoras sociales, y a la posibilidad para sus hijos de asistir a la escuela y de integrarse como ciudadanos, es demasiado atractiva como para merecer las penalidades que sean necesarias. No olvidemos que más del 90% de los inmigrantes entran por los aeropuertos o por las carreteras. Es falso que su situación corresponda a las imágenes de las pateras en el Mediterráneo. Y entraban por aeropuertos y carreteras porque a los Estados europeos les convenía su entrada, porque los necesitábamos.

Ante esa trapacería de los poderes económicos y políticos, que podría derivar en una xenofobia fascista como en Italia, es preciso afirmar que en la Unión Europea necesitamos cada año tres millones de inmigrantes porque nuestras curvas demográficas se hunden por falta de nacimientos suficientes para compensar fallecimientos y jubilaciones, y por el envejecimiento de la población que supone un enorme gasto de farmacia, de atención médica, hospitalaria y de residencias adecuadas. Para paliar esta situación vino en nuestra ayuda la inmigración a la que debemos las altas en la Seguridad Social, el pago de las pensiones, de impuestos, y atender a millones de puestos de trabajo que quedan sin cubrir como los agrícolas, de la construcción, hostelería, servicios municipales, domésticos y esa impagable ayuda a las personas mayores y a los niños que alegran nuestras plazas y jardines.

¿De qué hablamos cuando nos referimos al racismo y a la xenofobia? Ninguno pondríamos objeciones a ser vecinos del argelino Zidane, de los negros Denzel Washington, Thierry Henry, Michael Jordan, Whitney Houston, la escritora norteamericana Toni Morrison, del candidato Obama, Kofi Annan, Nelson Mandela, Desmond Tutu, Julius Nyerere y el escritor nigeriano Ben Okri, de los judíos Barenboim, Einstein, Philip Roth, Noah Gordon, Norman Mailer, Paul Auster, Jaiffer, Barbara Streisand, Cuba Gooding Jr, Woody Allen, Steven Spielberg, Eric Hobsbawm, los musulmanes Salman Rushdie, Omar Sharif, Naguib Mahfuz, Sami Naïr, los hindúes Tagore, Gandhi, Nheru, y un enorme etcétera sin el que el mundo habría resultado empobrecido.

Luego, no se trata del color de la piel, ni de los hábitos alimenticios o de prácticas religiosas sino estricta y llanamente de una cuestión económica y de educación. Por eso, ante el miedo que nos producen, dictamos una serie de reglas como la OMC ha hecho con sus productos agrícolas para favorecer nuestras exportaciones. No así con el petróleo, el gas y las materias primas que hemos convertido en imprescindibles para nuestro modo de vida y de despilfarro. ¿Cómo podría sobrevivir la Unión Europea sin los hidrocarburos, los minerales, la pesca, las maderas, el coltan, la bauxita, el café, té, cacao, soja, y tantas riquezas que hemos mantenido bajo control o mediante testaferros que nos han permitido conservar las riquezas y desprendernos de las obligaciones que teníamos durante el colonialismo?

El borrador francés para endurecer la política europea de inmigración tiene cinco puntos fundamentales. La UE será más estricta en el control de las fronteras. A partir de 2011, se expedirán sólo visados biométricos (con datos fisonómicos del solicitante). También proponen crear un Estado Mayor de Frontex (la policía europea de fronteras). Se desplegarían instrumentos de tecnología moderna en las fronteras, como un registro automático y un sistema de vigilancia interconectado. Se equiparía a las policías de los países limítrofes con la UE para que contengan los flujos migratorios. ¿Quién teme a quién en estos guetos en los que pretendemos encerrarnos?

Los Estados de la Unión Europea renunciarán a las regularizaciones masivas. Los papeles se darán en condiciones excepcionales y caso por caso. Ningún país tomará medidas administrativas o legislativas sin informar al resto. Los Gobiernos favorecerán una inmigración escogida, de carácter profesional: trabajadores mejor formados para los empleos que Europa necesite cubrir. Como hicimos con la selección de esclavos. Para el que pretenda reunirse con su familia se tendrá en cuenta la capacidad de integración (recursos, alojamiento, dominio de la lengua). No recuerdo que a los emigrantes europeos a América, África, Asia y Australia les exigieran esto. Y habrá un muy discutible contrato de integración: para obtener la residencia, los extranjeros además de aprender el idioma, conocerán las identidades nacionales y valores como la igualdad entre sexos, la tolerancia o el respeto a nuestras costumbres.

Los Estados agilizarán las expulsiones, utilizando vuelos de regreso conjuntos. ¿Los esposarán y administrarán fármacos para que no molesten, como se ha hecho en muchas ocasiones? En cinco años, la Unión Europea debe haber aprobado acuerdos de readmisión con los principales países de origen. Las sanciones contra el tráfico de personas serán al menos tan duras como las que combaten el narcotráfico.

Pero nada se dice para que los Estados europeos acaben con el expolio de las riquezas humanas y materiales a las que denominamos ‘recursos’, buenos para ser explotados. Ni de invertir en los países de origen parte de los beneficios obtenidos con sus aportaciones.

* Sobre el Autor:
José Carlos García Fajardo
Profesor Emérito de la Universidad Complutense de Madrid (UCM)
Director del CCS
fajardoccs@solidarios.org.es

Última Actualización: Junio de 2008