Posts Tagged ‘deportacion’

Únase a la Campaña de iAmericaAction Para Defendernos

Miércoles, julio 12th, 2017
Únase a la Campaña de iAmericaAction Para Defendernos

Estimado/a amigo/a:

Las familias estadounidenses le necesitan más que nunca. La administración Trump y sus aliados a nivel estatal están estableciendo una red de políticas antiinmigrantes y nuevas leyes estatales restrictivas que son un insulto a nuestra comunidad, poner a nuestra familia y amigos en peligro y van en contra de los mismos principios de nuestra democracia a la cual valoramos profundamente.

Elija liderar. Levante Su Mano para unir a su comunidad para defendernos.

Ahora mismo, el Senado (está debatiendo/ha votado en/esta por votar sobre) cambios al cuidado de salud que son malos, incluso el mismo Donald Trump les llama “mezquinos”. Inmigrantes con hijos estadounidenses y sin antecedentes criminales están siendo sujetos a la fuerza de deportación de Trump.

Es por esto que la resistencia le necesita.

Así que estamos haciendo equipo con Mi Familia Vota e Indivisible para comenzar nuevos grupos locales de resistencia por todo el país para asegurar que las voces de las personas de color sean escuchadas —y queremos que usted inicie uno en su comunidad local.

Únase a la Campaña de iAmericaAction Para Defendernos

No se preocupe. Le pondremos en contacto con todas las personas correctas y le conseguiremos toda la ayuda, la guía, y la mentoría que necesita para ponerse en pie y liderar la lucha en contra de Trump y su agenda cruel.

Gracias.

iAmerica Action

Última Actualización: Julio 13 de 2017
Fuente: www.iamerica.org/

Trump Reversa Acuerdo De Obama Con Cuba, Anuncia Nueva Política

Viernes, junio 16th, 2017
Trump Reversa Acuerdo De Obama Con Cuba, Anuncia Nueva Política

El presidente Donald Trump anuncio en Miami la cancelación del acuerdo unilateral que había impulsado el expresidente Barack Obama con Cuba, “Cuando los cubanos den pasos concretos, estaremos listos, preparados y capaces de volver a la mesa para negociar ese acuerdo, que será mucho mejor”, dijo el presidente estadounidense.

Sin embargo algunas medidas permanecen. No se cierra la Embajada de La Habana, no se prohíben los vuelos comerciales ni los cruceros y tampoco se restituye la política de pies secos, pies mojados que permitía a los cubanos entrar sin visa en EE.UU.

Última Actualización: Junio 17 de 2017
Fuente: Youtube CABLENOTICIAS

Indocumentado se Asila en una Iglesia de Denver para Evitar que lo Deportación

Viernes, abril 28th, 2017
 Indocumentado se Asila en una Iglesia de Denver para Evitar que lo Deportación

Desde Denver, Colorado, Amy Goodman visita la iglesia First Unitarian Society Church para reunirse con Arturo Hernández García, inmigrante indocumentado padre de dos hijos. Desde octubre, García está asilado en la iglesia como forma de impedir que lo deporten. También escuchamos a la hija de Hernández, Andrea, ciudadana estadounidense de nueve años de edad.

El hecho de que ella sea ciudadana estadounidense significa que Hernández puede permanecer en EE.UU., conforme al nuevo programa de acción diferida impulsado por el presidente Obama que entra en vigencia en el mes de mayo, si es que no lo deportan antes de esa fecha. También escuchamos a Beth Chronister, pastora de la iglesia First Unitarian Society Church de Denver, y a la activista Jennifer Piper de la organización Metro Denver Sanctuary Coalition que ayudó a García a asilarse.

TRANSCRIPCIÓN

Esta transcripción es un borrador que puede estar sujeto a cambios.

AMY GOODMAN: Estamos transmitiendo desde Denver, Colorado, desde Denver Open Media. Cuando llegué Denver, ayer jueves, fui directamente a la iglesia First Unitarian Society a conocer a Arturo Hernández García. Él es un inmigrante indocumentado y padre de dos niñas. Desde octubre ha buscado refugio en la iglesia mientras lucha contra su deportación. También conocí a su hija de nueve años, Andrea, que es ciudadana estadounidense. Eso significa que su padre podría ser autorizado a quedarse en el país bajo el nuevo programa de acción diferida de Obama que comienza en mayo— si no es deportado antes de ese momento. Andrea estaba con su padre cuando fui a entrevistarlo anoche.

AMY GOODMAN: Acabamos de llegar a la iglesia Unitaria en Denver y venimos a ver a Arturo Hernández García, que se encuentra aquí refugiado. Se ha refugiado aquí, y es el primero en hacerlo en Denver desde la década de los 80.

Hola, soy Amy Goodman.

ARTURO HERNÁNDEZ GARCÍA: Encantado de conocerle.

AMY GOODMAN: Encantada. ¿Me puede decir cómo terminó viviendo en esta iglesia?

ARTURO HERNÁNDEZ GARCÍA: Es difícil, porque llevo mucho tiempo aquí, 115 días ya.

AMY GOODMAN: ¿Por qué está aquí?

ARTURO HERNÁNDEZ GARCÍA: Porque estoy en riesgo de ser deportado. El 21 de octubre es la fecha final para mi deportación. Y la razón por la que estoy aquí es porque quiero pelear mi caso.

AMY GOODMAN: ¿Puede contarme qué pasó? ¿Cómo llegó a estar en un proceso de deportación? ¿Usted tenía un negocio de alicatado?

ARTURO HERNÁNDEZ GARCÍA: Sí, trabajo en construcciones, por lo general, en grandes construcciones de apartamentos, de 100, 200 o 300 apartamentos y en las que trabajan cientos de personas. Y tuve problemas con una persona, discutí con él. Y llamaron a la policía y la policía me arrestó. Y después de eso me llevaron a la sala de inmigración.

AMY GOODMAN: ¿Y qué pasó después?

ARTURO HERNÁNDEZ GARCÍA: Estuve en el centro de detención para inmigrantes durante 15 días. Y pagué la fianza. Soy una buena persona. LLevo 16 años trabajando duro aquí en Colorado. Nunca me meto en problemas. Nunca fui arrestado. Nunca antes había ido a la cárcel, ni aquí ni en México.

AMY GOODMAN: ¿Usted tuvo a sus dos hijas aquí en Estados Unidos?

ARTURO HERNÁNDEZ GARCÍA: Tengo una hija de 15 años que nació en México. Y ella se benefició de la DACA (Acción diferida para los llegados en la infancia), que es la acción diferida para estudiantes. Ella ha conseguido un permiso de trabajo. Y tengo a Andrea, de nueve años. Ella es estadounidense.

AMY GOODMAN: ¿Cómo ha vivido todo esto? Has estado aquí durante muchos meses, desde noviembre, diciembre— cuatro meses.
ARTURO HERNÁNDEZ GARCÍA: Sí, tres meses y medio ya. Es duro, es difícil para mí y también para mi familia. Quiero volver a mi vida, a tener una vida normal, y volver al trabajo y a la tranquilidad de mi casa con mis hijas y mi esposa.

AMY GOODMAN: Estamos aquí en el refugio junto a Arturo Hernández García, y su hija de nueve años, Andrea, se nos acaba de unir. Hola, Andrea.

ANDREA HERNÁNDEZ GARCÍA: Hola.

AMY GOODMAN: ¿Vienes aquí después de la escuela?

ANDREA HERNÁNDEZ GARCÍA: Sí.

AMY GOODMAN: ¿En qué grado estás?

ANDREA HERNÁNDEZ GARCÍA: Cuarto.

AMY GOODMAN: Cuarto. ¿Cómo te sientes viendo a tu padre viviendo en la iglesia?

ANDREA HERNÁNDEZ GARCÍA: Triste. Quiero que vuelva a casa con nosotras.

AMY GOODMAN: ¿Qué esperas que ocurra con tu padre?

ANDREA HERNÁNDEZ GARCÍA: Que vaya a casa y que el ICE (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas) le dé un aplazamiento. …

AMY GOODMAN: Que el ICE (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas) le dé un aplazamiento. ¿Tú también fuiste a Washington, DC, con tu madre y tu hermana?

ANDREA HERNÁNDEZ GARCÍA: Sí.

AMY GOODMAN: ¿Qué hiciste allí?

ANDREA HERNÁNDEZ GARCÍA: Fuimos a-

ARTURO HERNÁNDEZ GARCÍA: Con los funcionarios de Servicio de Inmigración.

ANDREA HERNÁNDEZ GARCÍA: —con los funcionarios del Servicio de Inmigración y—

ARTURO HERNÁNDEZ GARCÍA: Seguridad Nacional.

ANDREA HERNÁNDEZ GARCÍA: —Seguridad Nacional y les decíamos que queríamos que nuestro padre regresara a casa con nosotras.

AMY GOODMAN: ¿Crees que eso pasará?

ANDREA HERNÁNDEZ GARCÍA: Sí.

AMY GOODMAN: Estamos en el refugio y detrás de tí hay un cartel que dice: “Todas las almas son sagradas y valiosas. La unidad nos convierte en uno”. Y estamos de pie delante del órgano.

ARTURO HERNÁNDEZ GARCÍA: Vinimos aquí, a Estados Unidos, a trabajar por el futuro de la familia. No somos criminales. No es cierto lo que la gente, el gobierno, dice en la televisión. Por lo tanto, he venido aquí, como dije, sólo para trabajar y para buscar un mejor futuro para mis hijas. Y estoy contribuyendo para quedarme. Trabajamos y pagamos impuestos. Todo lo que hago, lo hago por mi familia.

AMY GOODMAN: Quiero darle las gracias por tomarse este tiempo para hablar con nosotros, Arturo, y su hija Andrea. Estamos aquí en la iglesia Unitaria en Denver, donde Arturo Hernández García se encuentra refugiado desde hace tres meses y medio. Creo que esta es la primera vez que alguien ha pedido asilo en una iglesia de Denver desde la década de los 80, durante el “movimiento santuario”, que daba cobijo a gente que huía de la persecución política y de la violencia en América Latina. Gracias.

ARTURO HERNÁNDEZ GARCÍA: Gracias. Gracias por haber venido y por interesarse en mi caso. Se lo agradezco.

AMY GOODMAN: ¿Puedes decirme tu nombre?

BETH CHRONISTER: Mi nombre es Beth Chronister, y trabajo aquí como ayudante del pastor de la Iglesia de la Primera Sociedad Unitaria.

AMY GOODMAN: ¿Y cómo ha sido dar asilo a Arturo, siendo la primera vez que en Denver se ha dado asilo a alguien desde la década de 1980?

BETH CHRONISTER: Realmente ha sido una experiencia que ha enriquecido a la congregación. Ha sido una experiencia que ha unido a la gente en torno a una forma de hacer justicia. Esta congregación tiene una larga historia de compromiso con la justicia, pero creo que vivir esta experiencia junto a Arturo y su familia ha sido una forma de hacer justicia mediante el compañerismo de la que hemos aprendido mucho.

AMY GOODMAN: ¿Cómo decidieron hacer esto?

BETH CHRONISTER: Bueno, en realidad fue un proceso de unos seis meses de duración. Y no hubo acuerdo inmediato en la congregación, pero fue un largo proceso de diálogo, hablando desde el púlpito, trabajando en pequeños grupos, y educándonos acerca de la inmigración para averiguar cómo nos sentíamos, como comunidad, cómo nos podía hacer algo al respecto, fue un proceso que terminó en un gran votación congregacional, que fue mayoritariamente a favor.

AMY GOODMAN: ¿Cuántos?

BETH CHRONISTER: Oh, Dios mío, creo que fue de alrededor de un 90 por ciento a favor.

AMY GOODMAN: ¿Y cuántas personas hay en la congregación?

BETH CHRONISTER: ¡Oh!, ¿cuántas personas en la congregación? Alrededor de 370.

AMY GOODMAN: ¿No puede el Servicio de Inmigración simplemente entrar y arrestarlo?

BETH CHRONISTER: La historia de los refugios y del respeto a los refugios en las iglesias indican que no, que se vería tan mal, que probablemente no lo harían. Creo que hay el mismo tipo de respeto por escuelas y hospitales que el que se tiene por las iglesias.

AMY GOODMAN: ¿Y cuánto tiempo cree usted que va a durar esto?

BETH CHRONISTER: Oh, Dios mío. Esperamos que Arturo y Ana y sus hijas consigan reunirse lo más pronto posible, esperemos que en esta próxima semana. Pero hemos estado esperando esta “semana que viene” desde hace mucho. Pero estamos en esto como una comunidad comprometida en torno a él.

AMY GOODMAN: Bueno, muchas gracias.

BETH CHRONISTER: Gracias.

AMY GOODMAN: Esa era Beth Chronister. Ayudante del ministro de Primera Iglesia Unitaria aquí en Denver, Colorado, donde Arturo García Hernández se ha refugiado en su intento de permanecer en Estados Unidos con su esposa y sus dos hijas. Estuve con él ayer por la noche aquí en Denver. Quiero dar un agradecimiento especial a Denis Moynihan por ayudar a filmar nuestra entrevista. Nos acompaña en este momento Jennifer Piper. Ella ayudó a Arturo Hernández García a entrar en el refugio. Es coordinadora de la Sanctuary Coalition de Denver y organizadora interreligiosa para American Friends Service Committee. Bienvenida a Democracy Now! Muy rápidamente, explique las circunstancias bajo las cuales Arturo terminó en esta iglesia.

JENNIFER PIPER: Sí, las circunstancias son en realidad muy comunes y representan a una gran cantidad de personas de la comunidad, debido al fuerte vínculo entre la policía, los sheriffs y la inmigración en nuestro país. Bueno, Arturo estaba colocando baldosas en un trabajo.

AMY GOODMAN: Dirige con su hermano una empresa de colocación de suelos de baldosas aquí en Denver.

JENNIFER PIPER: Sí, y emplean a seis personas. Y por eso, estaban- era un lugar de trabajo enorme, y estaban poniendo el suelo, y un tipo quería poner las ventanas. Y no le gustó que no le dejaran entrar en el área de trabajo.

AMY GOODMAN: Porque no querían que pisara las baldosas que acababan de poner.

JENNIFER PIPER: Sí, no era seguro. Estropearía la baldosa. Sería malgastar dinero y tiempo. Y acordonaron la zona. Y el tipo era blanco y comenzó a gritar insultos racistas hacia Arturo y a su equipo. Y ellos dijeron: “Hable con el supervisor. Si el supervisor dice que puede entrar en la zona, nosotros lo dejamos”. El supervisor, por supuesto, dijo que no podía. El hombre dijo que no iba a recibir órdenes de ningunos mexicanos. Encaró a Arturo y este lo empujó suavemente, porque pensó que iba a golpearle. El hombre se apartó, se fue, y llamó a la policía, acusando a Arturo de haberlo amenazado. Todo el mundo en la escena, incluyendo los supervisores y los contratistas, testificaron ante el tribunal que Arturo no había iniciado la discusión y que no lo había amenazado de ninguna manera. Y Arturo fue declarado no culpable por un jurado de 12 personas. Y, a pesar de eso, Inmigración continuó el proceso de deportación en su contra. Eso fue hace casi cinco años. Él ha agotado cada vía legal abierta para pelear por su caso y se le ha negado el juicio una y otra vez. Así pues, ahora las cosas han cambiado un poco con relación al argumento legal de su caso debido al programa de acción diferida que el presidente Obama anunció en noviembre.

AMY GOODMAN: ¿Por qué él iba a ser apto para ésta?

JENNIFER PIPER: Bueno, él tiene una hija que es ciudadana estadounidense. Ha estado aquí más de 10 años, ha estado aquí más años de los cinco que el programa requiere. No tiene antecedentes penales. Ha pagado impuestos. Cumple todos los requisitos. El único problema es que tiene una orden de deportación que se emitió el año pasado y eso significa que vamos a tener que pedir a los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de EEUU que le concedan un juicio y le permitan cumplir los requisitos. Pero, por lo demás, los cumple completamente.

AMY GOODMAN: De algún modo, esta iglesia se ha convertido en una iglesia refugio para una nueva ola de refugiados desde la que tuvo lugar en los años 80.

JENNIFER PIPER: Sí.

AMY GOODMAN: ¿Puede hablar, en este último minuto que tenemos, sobre cómo esta historia de Arturo encaja en el panorama nacional y sobre lo que está sucediendo con los derechos de los migrantes?

JENNIFER PIPER: Sí, realmente vemos a nuestros inmigrantes organizándose y buscando maneras para resistir contra un sistema que se ha generalizado en nuestro país. Gastamos 18 mil millones de dólares al año en aplicar las leyes de inmigración, un gasto mayor que el de todas las otras agencias federales de orden público combinadas. Y mientras sigamos gastando esa cantidad de dinero en la aplicación de la política migratoria, veremos a familias como la de Arturo siendo separadas. Vamos a ver gente como Arturo siendo deportada, porque tenemos esta inmensa cantidad de recursos que estamos poniendo en la deportación. Y tenemos que preguntarnos: ¿Es realmente la prioridad de nuestro país? Porque es la prioridad de gasto en este momento. Y mientras sigamos viendo eso y los continuos nexos entre policía e inmigración, seguiremos viendo a miembros claves de nuestras comunidades deportados. Y así, lo que también vemos son comunidades aliadas que se dan cuenta de que conocen a personas sin papeles, que están siendo deportadas, acercándose para acompañar y experimentar un poco del riesgo que personas como Arturo viven cada día.

AMY GOODMAN: ¿Y este “movimiento santuario”, está creciendo?

JENNIFER PIPER: La cantidad de iglesias comprometidas con la idea del refugio está creciendo. El número de personas que realmente solicitan refugio no. Y algo de eso es por este nuevo programa y por algunas nuevas oportunidades para quienes tratan de permanecer en el país legalmente. Pero incluso si implementan estas medidas plenamente, solo cubrirá a cinco de los alrededor de diez millones de inmigrantes que hay aquí.

AMY GOODMAN: Bueno, Jennifer Piper, seguiremos el caso de Arturo. Es interesante, Jessie Hernández y Arturo Hernández García, no están relacionados familiarmente.

JENNIFER PIPER: No.

AMY GOODMAN: Pero sus historias se han cruzado a través de sus hijas.

JENNIFER PIPER: Sí, la hija mayor de Arturo, Mariana, fue a la escuela con Jessie y su familia se vio muy afectada por la violencia ejercida por el Departamento de Policía de Denver y el hecho de que no se haya asumido responsabilidad alguna. Y creo que la falta de asunción de responsabillidades en el Departamento de Policía de Denver es la misma falta de asución de responsabilidades que vemos en el sistema de control de inmigración.

AMY GOODMAN: Jennifer Piper es organizadora interreligiosa para American Friends Service Committee aquí en Denver, coordina la Sanctuary Coalition de Denver. Ella ayudó a Arturo Hernández García a refugiarse en la Primera Iglesia Unitaria en Denver. Esto es Democracy Now! Cuando regresemos, hablaremos con el periodista David Sirota. Quédense con nosotros.

Traducido por Esther Ortiz. Editado por Constanza Sánchez Chiappe, Igor Moreno y Democracy Now! en Español.

 

Última Actualización: Abril 29 de 2017
Fuente: www.democracynow.org

¿Cómo Funcionan Los Operativos De ICE Para Detener a Inmigrantes En Las Cortes?

Lunes, abril 17th, 2017
 ¿Cómo Funcionan Los Operativos De ICE Para Detener a Inmigrantes En Las Cortes?

Compartimos el video del canal de YouTube Univision 34 Los Ángeles, donde la abogada Noemí Ramírez explica cómo se están llevando a cabo estos operativos y las consecuencias que esto tiene para la justicia, como los inmigrantes desisten de ir a las cortes a testificar o cumplir cualquier otro procedimiento judicial por miedo a ser detenidos..

.

Última Actualización: Abril 17 de 2017
Fuente: YouTube Univision 34 Los Ángeles

Ni Un Solo Centavo Para la Deportación. Llame Ahora.

Sábado, abril 15th, 2017
 Ni Un Solo Centavo Para la Deportación. Llame Ahora.

Trump quiere gastar miles de millones de dólares para financiar un muro fronterizo, desplegar una fuerza de deportación y construir nuevos centros de detención, mientras que recorta el financiamiento para la investigación médica, el agua limpia y los desastres naturales.

Si Trump se sale con la suya podrá desatar a más agentes de ICE sobre las ya aterrorizadas comunidades de inmigrantes y desperdiciar nuestros impuestos en un muro que no hará nada para hacer a nuestro país más seguro.

No podemos permitir que esto suceda.

Llene este formulario para llamar a su senador y exigir que protejan a las familias inmigrantes y no permitan que ni un solo centavo financie un muro fronterizo o una fuerza de deportación.

Llame a su senador(a) al 1-888-216-2811: dígales que ni un solo centavo debe de destinarse para contratar más agentes de ICE, ni un solo centavo para el muro, ni un solo centavo para más centros de detención.

Estados Unidos necesita a Big Bird no un muro fronterizo, necesita investigación médica no una fuerza de deportación.

ESTO ES LO QUE NECESITA HACER:

1. Introduzca su número de teléfono, estado y código postal en el formulario en esta página y haga clic en “¡Llámenme!”.

2. Escuchará un mensaje de parte de nosotros y después le conectaremos con la oficina de su Senador de EE.UU.

3. Usando el guion que se encuentra a continuación, dígale a la persona que le conteste que usted apoya a las familias inmigrantes y espera que su Senador no permita que ni un solo centavo financie las fuerzas de deportación masiva de Trump.

4. Eso es todo lo que necesita decir, aunque si usted tiene una historia personas que cree pudiera impactar la decisión de su Senador, por favor compártala también.

Guion para llamar
Hola, mi nombre es ____________ y vivo en _____________.

Estoy llamando para pedirle a mi senador que defienda a las familias inmigrantes y que no permita que ni un solo centavo financie un muro fronterizo o una fuerza de deportación.

Hay muchos otros mejores usos para estos fondos.

Los programas esenciales no deberían ser recortados para financiar el aterrorizar a inmigrantes con familias y lazos en los Estados Unidos.

Estoy contando con que mi Senador haga lo correcto y defienda a los inmigrantes.

Mi senador necesita exigir que ni un solo centavo vaya a la fuerza de deportación masiva de Trump.

Gracias por su tiempo.

Última Actualización: Abril 15 de 2017
Fuente: http://www.iamericaaction.org

Más de 400 Inmigrantes de un Centro de Detención en Tacoma, Washington, Inician Huelga de Hambre

Jueves, abril 13th, 2017
 Más de 400 Inmigrantes de un Centro de Detención en Tacoma, Washington, Inician Huelga de Hambre

En el estado de Washington, según organizadores, cientos de inmigrantes encarcelados en el centro de detención con fines de lucro Northwest, en la ciudad de Tacoma, iniciaron una huelga de hambre en protesta por las pésimas condiciones de vida en la cárcel de inmigrantes. Los huelguistas afirman que los reclusos también están haciendo paros en el trabajo, como medida de protesta porque se les paga solo un dólar al día por cocinar, limpiar y lavar la ropa necesaria para mantener la cárcel en funcionamiento.

El centro de detención es propiedad de la compañía privada especializada en gestión de prisiones GEO Group, que enfrenta una demanda colectiva en la que se argumenta que la empresa viola las leyes federales antiesclavitud en su cárcel de Aurora, Colorado, donde también paga a los reclusos solo un dólar al día.

 

Última Actualización: Abril 13 de 2017
Fuente: https://www.democracynow.org YouTube Univision Noticias

¿Agentes De Inmigración Están Persiguiendo a Activistas Indocumentados por su Trabajo Político?

Domingo, abril 9th, 2017
¿Agentes De Inmigración Están Persiguiendo a Activistas Indocumentados por su Trabajo Político?

¿Los agentes de inmigración de Estados Unidos están persiguiendo a organizadores indocumentados por su trabajo político? Esa es la pregunta que muchos se están haciendo, después de que tres destacados activistas a favor de los derechos de los inmigrantes de Vermont fueran detenidos por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE); los organizadores locales consideran que se trata de un claro caso de venganza política.

Para saber más de este tema, puede ver la entrevista que le hicimos a Enrique Balcazar, Zully Palacios y Matt Cameron. Balcazar y Palacios fueron liberados tras permanecer once días en la cárcel. Ambos son líderes de la organización Justicia Migrante.

Los activistas fueron detenidos por agentes encubiertos del Servicio de Inmigración en Burlington, Vermont, a principios de este mes cuando salían de la oficina de Justicia Migrante. Balcazar, conocido como Kike, trabaja en el equipo de trabajo sobre inmigración del fiscal general de Vermont T.J. Donovan, creado para responder a las políticas inmigratorias del gobierno de Trump.

Un tercer activista de Justicia Migrante, César Alex Carillo, permanece en la cárcel tras haber sido detenido por ICE. Cameron es su abogado de inmigración.

 

Última Actualización: Abril 08 de 2017
Fuente: https://www.democracynow.org

El Drama de los Refugiados en una Europa Congelada

Viernes, marzo 24th, 2017
El Drama de los Refugiados en una Europa Congelada

Mientras el invierno brutal cruza por toda Europa, miles de refugiados en Serbia y en las islas griegas viven en lugares informales e inadecuados o en tiendas y dormitorios sin calefacción.

Trabajadores voluntarios y las ONGs independientes han reportado terribles condiciones de vida para los refugiados.

Eso es mientras que el espacio marítimo entre Libia y el sur de Italia sigue siendo una trampa mortal para aquellos que buscan seguridad y protección en Europa.

Última Actualización: Marzo 24 de 2017
Fuente: YouTube HispanTV

Niña Graba Cómo Agentes de Migración Arrestan a su Padre

Miércoles, marzo 15th, 2017
Niña Graba Cómo Agentes de Migración Arrestan a su Padre

En California, el estado con mayor población hispana en Estados Unidos, la comunidad está dando pelea en favor de los inmigrantes indocumentados. Casos como el video viral grabado por una adolescente durante el arresto de su padre, han dado pie a protestas diarias y cursos sobre los derechos en caso de enfrentarse a las autoridades migratorias.

Romulo Avelica Gonzales es el padre de Fatima Avelica una niña de 13 años que vivió en carne propia las consecuencias de las políticas migratorias del presiente Donald Trump.

Fátima se dirigía con su padre a la escuela cuando fueron requeridos por agentes migratorios, el padre de la menor fue detenido pues según informes tenía una condena por conducir borracho con una deportación pendiente desde 2014.

La pequeña hija grabo el arresto y lo subió a la red, lo que ha tenido el apoyo de toda california con protestas y cursos sobre derechos. La familia logro conseguir un abogado quien logró detener la deportación inmediata, pero aún permanece en un centro de detención.

 

Última Actualización: Marzo 15 de 2017
Autor: YouTube afpes

Mujer Inmigrante se Refugia en Iglesia para Evitar Deportación

Sábado, febrero 18th, 2017

En Denver, Colorado, una mujer indocumentada madre de cuatro hijos buscó refugio en una iglesia el miércoles, después de que funcionarios del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por si sigla en inglés) le negaran su solicitud para permanecer en Estados Unidos. Jeanette Vizguerra no se presentó a un control de rutina con funcionarios del ICE y, en su lugar, llevó a su familia a la Primera Iglesia Unitaria, donde se dirigió a quienes la apoyan. Vizguerra llegó a Estados Unidos desde México en 1997, hace 20 años. Previamente había obtenido cinco aplazamientos de deportación, pero dijo el miércoles que dudaba de poder ganar aplazamientos similares bajo el gobierno de Donald Trump. Jeanette se comunica con nosotros desde su santuario, dentro de la Primera Iglesia Unitaria en Denver.

AMY GOODMAN: Bienvenida Jeanette a Democracy Now! ¿Por qué se ha refugiado en la primera iglesia unitaria de Denver?

JEANETTE VIZGUERRA: En 2013, cuando regresé de México, y sabía que mi caso solo estaba bajo la discreción de ICE, que no estaba en cortes, empecé a buscar opciones para poder seguir resistiendo, poder quedar aquí. Y empecé el proceso para crear la Coalición Santuario, aquí en Denver, pensando en que en algún momento lo iba a necesitar. No lo había necesitado, no lo había tenido que necesitar hasta ese momento, la primera persona en usarlo fue Arturo Hernández, que afortunadamente sigue aquí con su familia, su caso no ha terminado, pero sigue luchando, y viendo que mi extensión de tiempo terminó y no tenía respuestas, y el silencio que tenía el Departamento de Seguridad Interior, que decían que estaban evaluando mi caso, que estaban evaluando mi caso, me hizo sentir por las acciones que pasaron la semana pasada, con el arresto y deportación de Guadalupe. Y el arresto también de un joven soñador, Daniel, me hizo sentir que yo iba a correr el mismo riesgo y decidí venir y estar en la Iglesia.

AMY GOODMAN: Usted ha vivido en Estados Unidos durante 20 años. ¿Por qué decidió venir a este país en 1997?

JEANETTE VIZGUERRA: Sí, tengo 20 años viviendo aquí, yo vine en el año 97 con mi esposo y mi hija. Mi esposo vino primero, tres meses después, nosotros. Fue por seguridad, ya que mi esposo había sufrido tres secuestros express en México.

AMY GOODMAN: Usted tiene cuatro hijos. ¿Nos puede decir cuáles son sus nombres y sus edades?

JEANETTE VIZGUERRA: Sí, tengo cuatro niños. La mayor tiene cerca de 27 años. Ella está protegida bajo el programa de DACA, ella nació en México. Los otros tres son nacidos aquí. Luna, de 12 años; Roberto, 10; y la pequeña, Suri, de 6 años.

AMY GOODMAN: ¿Cómo les está afectado a sus hijos la situación por la que usted está pasando? Ellos vinieron con usted a la iglesia.

JEANETTE VIZGUERRA: Ellos ya tenían un poco de experiencia en esto, ya que siempre están a mi lado trabajando. Todos estos años, yo siempre les expliqué a ellos, cuando se fundó la Coalición Santuario, que en algún momento yo lo iba a necesitar. No estaban felices por la decisión, ayer lloramos, nos abrazamos. Pero también, ellos me dieron la confianza que necesitaba, porque dijeron que estaba en un lugar seguro, a diferencia de si me hubieran deportado y estuviera en México. Que todavía estábamos juntos como familia.

AMY GOODMAN: ¿Qué quiere decirle a las otras iglesias que están considerando proporcionar refugio a inmigrantes, como lo ha hecho la iglesia donde usted se encuentra, la Primera Iglesia Unitaria en Denver?

JEANETTE VIZGUERRA: Bueno, en este momento son nueve iglesias, nueve iglesias de las cuales solo dos son de santuario físico. En la otra iglesia está Ingrid, que es otra compañera que lleva más de tres meses. Tenemos las otras siete de santuario de apoyo, pero sí necesitamos más iglesias, porque vemos que la amenaza, Trump, es real. Y necesitamos proteger a nuestras familias.

AMY GOODMAN: ¿Cuál es su mensaje para el presidente Trump, Jeanette?

JEANETTE VIZGUERRA: Mi mensaje para el presidente Trump es que no está haciendo lo correcto, no solo con la comunidad inmigrante de diferentes países, incluyendo la musulmana. Está manejando mal la situación del país, él está actuando más como una persona individual que quiere poder, quiere atención, y no está fijando el daño que le está haciendo al país. La tercera parte del país no lo quiere, está manejando la situación mal. ¿Qué pasaría si este país realmente se quedara sin la mano de obra de los inmigrantes? Las industrias de hostelería, restaurantes, construcción, el campo… No tendrían gente para trabajar. Por lo tanto, el país estaría perdiendo dinero. La otra cosa que quisiera decirle es que yo soy solo una madre que ha venido a trabajar muy duro para que mis hijos tengan una mejor vida. A él no le ha tocado porque él tiene dinero, tiene poder, a sus hijos no les ha tocado sufrir. Pero, aun con todo ese dinero que él tiene y ese supuesto poder, si un día les pasa algo a sus hijos, ese dinero no les va a ayudar si tienen alguna enfermedad terminal. Y, ¿qué significa ser un criminal para él? En mi caso, por haber manejado sin permiso, con licencias vencidas, y tratar de utilizar unos documentos falsos para poder trabajar y llevar comida a la mesa, soy un criminal. ¿Y cómo le vamos a llamar a él, que por tantos años no ha hecho lo correcto al pagar sus impuestos? Eso es evasión de impuestos y también es un crimen.

AMY GOODMAN: Eso es algo que se malinterpreta a menudo en este país. Jeanette, usted ha pagado impuestos durante todos estos años.

JEANETTE VIZGUERRA: Sí, durante 20 años. Desde el año 98, en el que yo comencé a trabajar y mi esposo también, hemos pagado nuestros impuestos. Año con año. Y muchas veces, el dinero que pagamos los inmigrantes, unos no reclaman ese dinero, es dinero que se queda aquí en el país. Yo le diría: Si me vas a deportar, si me vas a regresar, ¿[qué hay] del dinero de 20 años de trabajo que yo he dejado en este país?

AMY GOODMAN: Jeanette, usted ha sido arrestada en dos ocasiones, una por estar en posesión de documentos falsos, nos gustaría que explicara qué ocurrió, y otra porque regresó a México para el funeral de su madre.

JEANETTE VIZGUERRA: Sí, la primera vez fue por esa razón. La segunda vez fue, al cruzar la frontera, lo que ellos llaman ‘reentry’, pero que al final es una falta administrativa, ese es el segundo cargo. Entonces, por esa razón, quedé con orden final de deportación, y he seguido luchando, y ellos mismos estuvieron dando las extensiones de tiempo. No entiendo por qué razón ahora, tal vez por la nueva administración, está sucediendo todo esto, que me negaran la extensión de tiempo.

AMY GOODMAN: En este momento los líderes electos en Denver están apoyándola, desde el congresista Jared Polis, quien emitió un extenso comunicado y ha tratado de realizar una propuesta de ley en el Congreso para asegurar que usted pueda permanecer en este país, hasta el alcalde Hancock y la congresista Diana DeGette. ¿Qué significa para usted este apoyo?

JEANETTE VIZGUERRA: Bueno, sí, hay diferentes personas elegidas que han estado apoyando mi caso. El congresista Polis, que ha soportado poniendo un ‘bill’ privado por más de tres años, que es un respaldo político para mí. El senador Bennet, que también desde el año 2009 ha estado apoyando mi caso. Si yo necesito cartas, en su oficina me las dan. Y ahora está saliendo la congresista Diana DeGette; me ha apoyado también el concejal Paul López; ahora, Michael Hancock, también quiere aportar. Entonces, ellos están viendo la necesidad de parar con estas cosas que está haciendo el presidente Trump. No es justo que se esté atacando de esta manera a las personas.

AMY GOODMAN: Finalmente, ¿cuál es el mensaje que quiere enviar a la personas inmigrantes como usted que estén viendo o escuchando esta entrevista?

JEANETTE VIZGUERRA: Lo que yo les puedo decir es que desde que llegamos a este país nuestra vida es una lucha, una lucha constante y que, aunque estos cuatro años van a ser muy difíciles, no nos tenemos que rendir. En el pasado tuvimos leyes similares, que nos estaban afectando; trabajamos muy duro organizándonos, uniéndonos, y pudimos quitar todas esas leyes. Ahora no va a ser la excepción. Van a ser cuatro años difíciles, pero no imposibles. Al igual que yo, necesitan resistir. No sé cuántos días, meses o incluso hasta años voy a estar aquí, en esta iglesia, pero sé que en algún momento voy a salir, y voy a salir victoriosa, porque aunque esté aquí adentro, todavía puedo hacer mucho para mi comunidad. La tecnología es una parte importante.

AMY GOODMAN: ¿Cuánto tiempo está dispuesta a permanecer en la iglesia, refugiada en la Iglesia Unitaria?

JEANETTE VIZGUERRA: No sé cuánto tiempo, todo va a depender de la discreción de ICE. Si niegan mi aplicación en Washington también, voy a continuar luchando hasta que haya algún cambio.

Última Actualización: Febrero 18 de 2017
Fuente: Fuente: democracynow.org