Posts Tagged ‘Espana’

Refugiados Sin Derechos

Lunes, septiembre 19th, 2016
Refugiados Sin Derechos

España sólo ha recibido el 1 % de los refugiados que se comprometió a acoger tras el acuerdo alcanzado entre los países de la Unión Europea en septiembre del año pasado, según la ONG Oxfam Intermón. Además, nuestro país ha recortado en casi un 70 % el presupuesto destinado a ayuda humanitaria entre 2011 y 2015, con 44 millones destinados este último año.

Hasta hoy, han llegado a nuestro país un total de 474 refugiados de los 17.387 que España se comprometió a acoger en septiembre del año pasado. Estas cifras ofrecidas por Oxfam Intermón distinguen entre reubicación y reasentamiento. La reubicación es el traslado de personas que necesitan protección internacional, aunque no estén reconocidas con la condición de refugiado, mientras que el reasentamiento consiste en el traslado de un refugiado que ya tiene concedida su condición como tal en el país donde buscó protección, a un tercer país que ha aceptado admitirle y concederle la residencia.

Así, España sólo ha acogido un total de 273 refugiados para su reasentamiento, lo que representa un 18 % de los 1.499 que se comprometió a acoger. En cuanto a la reubicación, las cifras son más bajas, con un total de 201 personas de las 15.888, lo que representa apenas el 1% de las personas comprometidas.

La organización denuncia que España incumple los compromisos adquiridos hace un año, además de vulnerar los derechos de las personas. “Es necesario que el Gobierno español abandone su actitud vergonzosa en este tema, se comprometa a acoger más refugiados y ofrezca protección a los menores no acompañados”, afirma Paula San Pedro, responsable de incidencia humanitaria de Oxfam Intermón.

La organización recomienda a España dar un giro radical a las políticas de migración y refugio, para que los derechos prevalezcan por encima de cualquier otra política. Para ello, pide al actual gobierno en funciones y al Parlamento diversas medidas, como el aumento de la ayuda humanitaria, impulsar los derechos de los desplazados en la política exterior o la protección de las personas que llegan a nuestras fronteras.

Guillermo Córdoba Santos
Periodista

Última Actualización: Septiembre 19 de 2016
Fuente: Centro de Colaboraciones Solidarias

¿Qué Opinan los Niños de la Crisis de los Refugiados?

Viernes, septiembre 2nd, 2016
 ¿Qué Opinan los Niños de la Crisis de los Refugiados?

Compartimos el video del canal de YouTube de la Organización de Estados Iberoamericanos OEI que junto con el programa “Luces para la ciudadanía global” reunió a 5 países para contarle a los niños otras realidades más específicamente el tema de la migración y de los refugiados que llegan diariamente a Europa.

Todos ellos se han unidos a través de obras de teatro, charlas informáticas, encuentros, exposiciones llegando a entender el gran conflicto y a la vez se han movilizado haciendo un llamado al gobierno y a la sociedad europea para que busquen soluciones a la crisis de refugiados.

De forma simbólica han colocado un pupitre vacío con la que quieren manifestar la solidaridad y decir que siempre habrá un sitio disponible para ellos.

 

Última Actualización: Septiembre 02 de 2016
Fuente: Youtube Organización de Estados Iberoamericanos OEI

Estudiar en Los Estados Unidos Una Experiencia Personal

Jueves, diciembre 17th, 2015
Estudiar en Estados Unidos Experiencia Personal

El siguiente vídeo nos muestra como estudiar en el extranjero, la experiencia que ha sido estudiar en Estados Unidos y las diferencias entre el sistema educativo de un país y otro :) También hablamos de las becas disponibles, cómo conseguirlas y a quién acudir en nuestra universidad para conseguir información sobre este tema

Última Actualización: Diciembre 17 de 2015
Fuente: Youtube – Andrea Ramírez

Vídeo Los Ojos De La Inmigración En La Frontera Sur de Europa

Miércoles, septiembre 2nd, 2015

‘Los ojos de la Inmigración’ es un documental rodado en Melilla en mayo de 2014. Recoge el salto masivo que más de cuatrocientos inmigrantes realizaron la madrugada del día 28, las acciones de la guardia civil y la situación de saturación que se vivió en el CETI que triplicó ese día su capacidad.

Con imágenes y testimonios en exclusiva este documental pretende contar de una forma diferente lo que sucede en la frontera sur de Europa.

Última Actualización: Agosto 20 de 2015

Fuente: Wolfix

Video de Perjuicios Sobre la Inmigración

Lunes, julio 14th, 2014
Vídeo de animación stop-motion e imagen real producido por la Oficina de Derechos Sociales (ODS) de Sevilla.

En él se recogen los estereotipos más frecuentes sobre la inmigración y la explicación de vari@s expert@s desmontándolos. Año 2010. Duración:6 min 10 seg.

Este corto es parte del contenido del DVD-video realizado por la ODS-Sevilla, con el titulo “Nuevos vecinos en la plaza”. Barrios e inmigración en la ciudad de Sevilla.

Última Actualización: Julio 13 de 2014

Fuente: COficina de Derechos Sociales (ODS) de Sevilla.

Subsidio De Desempleo Para Emigrantes En España

Jueves, mayo 8th, 2014

Desempleo para retornados es un subsidio para emigrantes españoles que han trabajado en el extranjero al menos doce meses en los últimos seis años (desde su última salida de España) y retornan definitivamente y no tienen empleo ni ingresos, pero tienen la intención de trabajar.

En caso de que el Servicio Público de Empleo Estatal no les encuentre empleo, se les comenzará a abonar este subsidio. Además, se cubre la sanidad del retornado y sus dependientes.

Este subsidio dura seis meses, pero se puede prorrogar dos veces por otros seis meses cada uno, en total el subsidio puede durar máximo 18 meses y puede ascender a un máximo del 80% del IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples), fijado actualmente:

2014 SMI IPREM
MENSUAL 645,3 € 532,51 €
ANUAL 9034,2 € (14 PAGAS) 6390,13 €

 

Se requiere:

  • Que el emigrante sea trabajador español y retorne de países que no pertenecen a la Unión Europea (UE) o Espacio Económico Europeo (EEE) o Australia o Suiza
  • Permanecer inscrito durante un mes como demandante de empleo. La inscripción deberá mantenerse durante todo el periodo de la duración del subsidio
  • Subscribir al Compromiso de actividad (buscar activamente empleo, aceptar una colocación adecuada y participar en acciones específicas de motivación, información, orientación, formación, reconversión o inserción profesional para incrementar su ocupabilidad, así como cumplir las restantes obligaciones previstas en la normativa que regula las prestaciones por desempleo).
  • Carecer de rentas, de cualquier naturaleza, superiores al 75% del Salario Mínimo Interprofesional.
  • No tener derecho a la prestación contributiva por desempleo por cotizaciones que tuviera acumuladas en los seis años anteriores a su salida de España.

Cuando el trabajador regresa a España dispone de un mes para inscribirse como demandante de empleo, y a partir de dicha inscripción es necesario figurar un mes inscrito, el llamado “mes de espera”, sin rechazar oferta de empleo adecuada ni negarse a participar, salvo causa justificada, en acciones de promoción, formación o reconversión profesionales. Una vez transcurrido el mes, se abre un plazo de 15 días para solicitar la ayuda.

La solicitud se podrá presentar a través de la página https://sede.sepe.gob.es , en la oficina de prestaciones (tras la obtención de cita previa en la sede electrónica del SEPE), en cualquier oficina de registro público o dirigiéndola por correo administrativo. Las solicitudes se reconocen en el momento de su presentación.

Personas que tienen derecho a asistencia sanitaria en España:

  • Los trabajadores, por cuenta ajena o por cuenta propia, dados de alta en la Seguridad Social española.
  • Quienes perciben cualquier otra prestación periódica de la Seguridad Social, como la prestación y el subsidio por desempleo u otras de similar naturaleza.
  • Quienes han agotado la prestación o el subsidio por desempleo u otras prestaciones de similar naturaleza y están en situación de desempleo.
  • Quienes no tengan ingresos superiores a cien mil euros anuales ni tengan cobertura sanitaria por ninguna otra vía que sean de nacionalidad española y residentes en territorio español, nacionales de países UE, del Espacio Económico Europeo o de Suiza y estén inscritos en el Registro Central de Extranjeros, o quienes sean nacionales de otros países o apátridas con autorización a residir en territorio español.
  • Los familiares (cónyuge, ascendientes y descendientes) de quienes se encuentren en cualquiera de las situaciones anteriores, al margen de su nacionalidad, siempre que residan en España y cumplan los requisitos.

CONVENIO DE SEGURIDAD SOCIAL ENTRE ESPAÑA Y ESTADOS UNIDOS
Este convenio aplica a personas que trabajen o hayan trabajado en uno o ambos países así como a sus derecho-habientes. Este Convenio suma los períodos cotizados a la Seguridad Social de España y de Estados Unidos, pero no se suman las cotizaciones concurrentes, es decir, no cabe cotizar a la vez a la Seguridad Social española y a la Administración de la Seguridad Social norteamericana.
Por consiguiente, la Administración de la Seguridad Social norteamericana tendrá en cuenta todos los períodos en que el interesado ha cotizado y sólo computará aquellos períodos cotizados a la Seguridad Social española que no se superpongan con los periodos cotizados a Estados unidos. De la misma manera, la Seguridad Social española tomará todos sus períodos cotizados, con independencia de que sean obligatorios o voluntarios, y sólo los períodos americanos que no se superpongan.

Por tanto, mientras se trabaja se cotiza sólo a un sistema de Seguridad Social.

Bajo este convenio, las pensiones por jubilación se deben solicitar al terminar la vida laboral en Estados Unidos si se reside en Estados Unidos, o en España si se residiera en España en ese momento.

Las prestaciones por incapacidad permanente, muerte y supervivencia por enfermedad común o accidente no laboral se deben solicitar cuando se tengan esas circunstancias.

Las pensiones por jubilación, invalidez y supervivencia se podrán percibir con independencia de que el interesado resida o se encuentre en España o en Estados Unidos.

Cada país abonará sus propias prestaciones directamente al beneficiario.

Las personas que reúnan los requisitos exigidos por las legislaciones de ambos países para tener derecho a pensión contributiva podrán percibir ésta de cada uno de ellos.

La solicitud se dirigirá a la institución competente del país donde resida el interesado:

En España:
A los centros de atención e información de Instituto Nacional de la Seguridad Social o Direcciones Provinciales del Instituto Social de la Marina cuando se trate de trabajadores incluidos en el Régimen Especial de Trabajadores del Mar, mediante el impreso de solicitud de jubilación (se pueden bajar todas las versiones del impreso en http://www.segsocial.es/Internet_1/Pensionistas/Servicios

En Estados Unidos:
A la Administración de la Seguridad Social (Social Security Administration, OIO/ Totalization, P.O. Box 17769, Baltimore, Maryland 21235-7741) presentando el impreso E/USA de solicitud de prestaciones a través de Convenio. Dicho impreso lo proporciona la Seguridad Social norteamericana.

 

Última Actualización: Mayo 05 de 2014

Centros de Internamiento de inmigrantes en España, Pasaje a la Desesperación

Domingo, octubre 6th, 2013

Visa laser Visa Express

Los centros de internamiento de extranjeros (CIE) son el paso previo a la expulsión de inmigrantes indocumentados en España. Pese a su teórico carácter “no penitenciario”, en ellos se llevan a cabo internamientos polémicos, recoge el portal Gonzoo.Los CIE son centros provisionales para internar durante un máximo de 60 días a determinados inmigrantes con expedientes de expulsión hasta el momento de su deportación.

Son establecimientos públicos de carácter no penitenciario y no tienen más limitaciones que las establecidas a la libertad ambulatoria”, asegura el Ministerio de Interior español. Aun así, según Juan Kevin Miranda, antiguo interno de uno de los centros, “la gente que conocí allí y que ha pasado también por la cárcel me ha dicho que el CIE es mucho peor”.

Al entrar allí cada inmigrante se convierte en un número. “Vives esperando cada minuto con la angustia de escuchar tu número para ver qué van a hacer contigo”.

Violencia física y riesgo de muerte

Las denuncias y quejas de los internos y distintos colectivos por el abuso por parte de algunos de los agentes son numerosas. Insultos, gritos, castigos, abusos o deportaciones sin previo aviso. “Hay mucho racismo ahí dentro”, comenta Juan. “Tenías que rogar hasta para pedir un trozo de papel higiénico para ir al baño. Si te pasabas te acusaban de robar y te castigaban”, recuerda.

De las 24 quejas y denuncias interpuestas por la ONG Pueblos Unidos en 2012 en distintos juzgados y otros organismos, seis responden a agresiones físicas. La organización destaca los obstáculos para materializar estas denuncias debido a la imposibilidad del interno de identificar al agente agresor, la ausencia de grabaciones de vídeo en los centros que puedan confirmar o desmentir los hechos, las contradenuncias por parte de los agentes o la falta de competencias del juzgado de control, por lo que muchas veces el caso acaba siendo archivado.

La asistencia sanitaria la ofrece una empresa privada y también es objeto de serias quejas. La interna Samba Martine acudió 10 veces al médico con fuertes dolores, no sabía castellano y solo en una ocasión contó con un traductor. Murió el 11 de diciembre de 2011 sin ser diagnosticada. Su muerte no ha sido la única, pues desde 2008 otros tres internos han perdido la vida en este centro, los tres presuntamente por suicidio.

Opacidad de los centros

La Policía Nacional gestiona los ocho centros de internamiento de extranjeros de España. Aun así afirman desde su departamento de comunicación: “Nosotros no damos ningún tipo de información sobre los CIE”.

La Policía no da información y el Ministerio de Interior no publica ningún dato sobre los ocho centros de internamiento de extranjeros que existen en España. Solo los propios CIE saben quién entra y quién sale. Quién es expulsado y quién queda en libertad. Todo lo que se conoce es gracias a diferentes ONG. La opacidad y la falta de regulación favorecen los presuntos abusos y la supuesta falta de derechos de los internos.

Última Actualización: Septiembre de 2013

Fuente: RT

Inmigración y Delincuencia ¿Tienen Relación?

Viernes, octubre 26th, 2012


Fuente: Gato Cenizoso

Última Actualización: Octubre de 2012

Falsas Migraciones

Martes, enero 10th, 2012

Por: José Carlos García Fajardo

La salida de españoles se dispara casi un 40 por ciento este año por la crisis. 50.000 españoles han emigrado este año. Uno de cada tres recala en la UE”.

Son titulares en nuestros medios de comunicación.  Algunos inconscientes hablan de “sangría”, cuando recibir mano de obra formada era el sueño del Reino Unido, Francia y Alemania cuando se firmó el tratado de Schengen, que apostaba por la movilidad intraeuropea. ¿Hubieran preferido que se incrementaran las cifras del paro, pero que permanecieran en su pequeña patria? Porque la movilidad de profesionales no ha cesado desde hace décadas.

Algunos medios inducen a confusión porque los españoles no “emigran” de Barcelona a Madrid, o de cualquier ciudad o comunidad a otra.  Los términos sobre migraciones han quedado obsoletos por la revolución de las comunicaciones, tanto en la utilización de medios de transporte como en el de las relaciones interpersonales a través de Internet.  Alumbran otra civilización mutuamente enriquecida.

A las migraciones de pueblos sucedieron migraciones de grupos en busca de mejores condiciones de vida o de trabajo atraídos por la fascinación de los “modos” de vida que les llegaban en canciones, películas y teleseries infumables. En tiempos no lejanos, europeos de distintos países emigraron a América.  Por eso, cuando llegaron a España el turismo y la burbuja económica, les fue fácil repetir el camino que nosotros habíamos utilizado durante 500 años.  Se daba un cierto desarraigo porque “emigraban” en busca de fortuna y sólo regresaban de visita los “indianos” a quienes les había ido bien.

Cuando tocó el turno a sudamericanos y africanos ya no vivieron tan desarraigados porque mantuvieron el contacto telefónico o por Internet. Y pensar que algunos “nacionalistas” europeos se sirvieron de esa mano de obra y luego los acusaron de “robarles” puestos de trabajo.  Qué hipocresía y cortedad de miras. Ignorancia.

Lo mismo sucede entre los ciudadanos de la Unión Europea (UE). Nuestros pasaportes son iguales y no los precisamos para ir de un país a otro.  Basta con nuestros documentos de identidad.

Un ciudadano nacido en Venecia o en Sevilla puede trabajar en cualquier lugar de los 27 países, con la misma naturalidad que en Roma o Paris.

Así está establecido en los Tratados y hemos conformado nuestros sistemas educativos para una homologación perfecta entre los demás estados.  Al fin y al cabo, una vaca holandesa tiene la misma anatomía que una portuguesa o una griega.

Es necesario dominar una segunda “lengua franca”, en general el inglés, aparte de la propia y de la del país adonde pretendamos ir a desarrollar nuestra actividad profesional.  Hoy ya es obligatorio ese estudio desde la escuela infantil pública y privada.

Hace décadas que lo hacemos estudiantes en universidades de otros países.  Muchos encontraron trabajo en otros países pero permanecen en contacto con sus familias.

Ningún ciudadano del espacio de la UE es extranjero en cualquiera de los demás países.  Así está reflejado en la composición de instituciones de la UE:  En el Parlamento Europeo los diputados no se sientan por “nacionalidades” sino por afinidades políticas.

Es imperiosa la necesidad de construir los “Estados Unidos de Europa”, para que esa unidad política sea coherente con el euro, la fiscalidad, la libre circulación de ciudadanos y de productos, la seguridad y el desarrollo.

Pero esas libertades exigen la adaptación a los lugares en los que trabajemos.  No se pueden convertir en guetos los barrios en los que viven.  Como tampoco costumbres contrarias a nuestro ordenamiento legal que produjo ese bienestar que los inmigrantes desean disfrutar.

Porque eso de la nacionalidad como determinante de la patria, es un concepto obsoleto.  Ya Cicerón declaraba que mi patria está allí en donde puedo vivir con dignidad.

Existen atavismos que están siendo superados por la revolución de las comunicaciones.  Pero algunos pretenden explotar ideologías fundamentalistas, religiones, orgullos de nación como si pudieran ser determinantes de nuestra personalidad.  Son admirables tradiciones, costumbres, hábitos, arte, folklore, gastronomías muy respetables pero que no se pueden alzar con afirmaciones excluyentes.

Por eso, que 50.000 españoles “hayan hecho las maletas con rumbo al extranjero” no es correcto, al menos para los que han marchado a países miembros de la UE y que deben considerarse como los cambios de trabajo dentro de las antiguas y artificiales fronteras.

Las causas de esos traslados no pueden determinarse sólo por la actual crisis, sino también por opciones personales de vivir en otros lugares que están a unas horas de avión o a un golpe de teléfono o de tecla en un ordenador.

No podemos conducir vehículos de gran cilindrada con la mirada puesta en el retrovisor.  Mucho menos, con los medios de comunicación social que superan las distancias y han acercado a los pueblos.

Fuente: Centro de Colaboraciones Solidarias
Última Actualización:
Enero2012

 

Inmigrante o Expatriado Ante el Estado de Derecho

Martes, junio 23rd, 2009

frontera

< Escuche este artículo

Por: Abdeslam Baraka
Ex Ministro y ex embajador de Marruecos en España

Acosados en tierras ajenas, vilipendiados a veces por mentes ignorantes de su propia realidad, acusados de todos los males por políticos poco escrupulosos con una supuesta ética de la tradición democrática, los inmigrantes representan el soporte indispensable del sistema socio-económico occidental.

Son gente culta que no alcanza a ser profeta en su tierra; son personas “nacidas demócratas” que no soportan vivir en sistemas regidos por otros principios o que carecen de ellos; son seres humanos que buscan mejorar su vida y la de sus seres queridos; son los desplazados de nuestro siglo, los nuevos desterrados y las víctimas del desorden mundial. Son una u otra cosa o todas a la vez. Lo cierto es que constituyen el fenómeno del siglo más temido y paradójicamente deseado en ciertos casos.

Suman más del 9% de la población en Europa, cerca del 15% en América del Norte y el 16% en Oceanía.
Aportan a Occidente su sabiduría, su fuerza de trabajo, su juventud, su diversidad, su consumo y su contribución fiscal. Su contribución a las economías de los países receptores ampliamente estudiada y comprobada. En gran parte son captados por Estados o empresas en busca de mano de obra, de médicos, ingenieros, técnicos informáticos y otros cuadros formados gracias al esfuerzo de sus compatriotas, en sus países de origen. Es la llamada caza de cerebros, y de personas que si no cumplen las previsiones establecidas por sus seductores… son devueltos a sus lugares de origen con el consiguiente descalabro para ellos y para su comunidad de origen.

Se olvida con demasiada facilidad que la persona que arriesga su vida más allá de sus fronteras en busca de una situación laboral mejor no sólo se expone a sí misma sino a la comunidad que contribuyó a su formación y que ha puesto en él sus esperanzas. De ahí tantas personas de la emigración que, antes de regresar con un fracaso a sus lugares de origen, se dejan la vida de una u otra forma, como llevados por el viento.

Empezaron por ser carne de cañón en las guerras europeas del siglo XX. Luego pasaron a ser la mano de obra indispensable para la reconstrucción. Hoy son el sostén imprescindible del bienestar occidental. Pero seguirán siendo objeto de controversias, manipulaciones y explotación mientras el sentimiento de debilidad les persiga.

Salieron débiles de sus tierras y llegaron desamparados a su destino. El miedo al fracaso es su principal enemigo y un gran vacío de incomprensión les rodea. De nada les sirve atenerse a los convenios internacionales de “protección de los trabajadores migratorios” ni a la propia declaración universal de Derechos Humanos puesto que emocionalmente no se sienten en condición de reclamar ni de defenderse. Son auténticos desarraigados que soñaron con repetir a la inversa los caminos de los pueblos que los invadieron, sometieron y explotaron. Cuando haya desaparecido ese sentimiento de debilidad, entonces se habrán integrado aportando sus saberes y su riqueza. O, por lo contrario, habrán conformado ghettos en tierra extraña.

Los mismos europeos han padecido las mismas dificultades en su larga historia como emigrantes antes de caer en la cuenta de que están ante semejantes a quienes deben acoger con arreglo a las leyes de la hospitalidad y de los derechos fundamentales.

En la actualidad, aparece de nuevo la figura del “expatriado” por la que algunos parecen inclinarse para indicar la condición de emigrante occidental. El matiz no es ni casual ni despreciable. Corresponde a un espíritu diferente y se deduce de un sentimiento de libertad y de seguridad. Sea por razones económicas o por el placer de buscar otros cielos, el “expatriado occidental” es consciente del respaldo que supone para él su propia nacionalidad. No tanto por pertenecer a un mundo poderoso sino porque simplemente, su persona cuenta en democracia.

Sin duda, la condición de ciudadano forja en el individuo una personalidad con características peculiares que le confieren dignidad, serenidad y confianza. El sentirse arropado por un Estado de Derecho es lo que a fin de cuentas distingue al expatriado del inmigrante. Y me inclino a creer que el fenómeno migratorio actual se mueve justamente por la incesante búsqueda de ese mismo sentimiento.

Fuente: Centro de Colaboraciones Solidarias

Última Actualización: Junio de 2009