Posts Tagged ‘Espana’

La Historia de Dos Rescatistas de Refugiados

Sábado, mayo 27th, 2017
La Historia de Dos Rescatistas de Refugiados

A pesar de que más de 5.000 migrantes se ahogaron durante el año 2016 al intentar cruzar el Mediterráneo para llegar a Europa, miles de migrantes siguen intentando hacer el peligroso viaje. En lo que va de 2017, la cantidad total de personas fallecidas o desaparecidas intentando cruzar el Mediterráneo desde Libia ha aumentado a más de 1.300. Hablamos dos rescatistas españoles, Óscar Camps y Gerard Canals, quienes después de ver la imagen de Alan Kurdi, el niño sirio de tres años que se encontró ahogado en una playa de Turquía, decidieron dejarlo todo e irse a Lesbos a rescatar a migrantes. Camps es fundador de la organización Proactiva Open Arms; Canals es el jefe de la misión de Proactiva Open Arms. Desde julio de 2016 el grupo ha rescatado a más de 17.000 personas en el Mediterráneo.

TRANSCRIPCIÓN

Esta transcripción es un borrador que puede estar sujeto a cambios.

AMY GOODMAN: A pesar de que más de 5.000 migrantes se ahogaron durante el 2016 al intentar pasar el Mediterráneo para llegar a Europa, miles de migrantes siguen intentando hacer el peligroso viaje. En lo que va de 2017, la cantidad total de personas fallecidas o desaparecidas intentando cruzar el Mediterráneo desde Libia ha aumentado a más de 1.300.

Hoy nos acompañan dos rescatistas de España. El primero es Óscar Camps, fundador de la organización Proactiva Open Arms (Brazos Abiertos), quien después de haber visto la imagen de Alan Kurdi, el niño sirio de 3 años que se encontró ahogado en una playa de Turquía, decidió irse a Lesbos a rescatar a migrantes. También está con nosotros Gerard Canals, jefe de la misión de Proactiva Open Arms. Desde julio del 2016 el grupo ha rescatado a más de 17.000 personas en el Mediterráneo.

Óscar y Gerard, bienvenidos a Democracy Now!. Ambos acaban de recibir el premio Alba Puffin al Activismo a favor de los Derechos Humanos, entregado por la organización Archivos de la Brigada Abraham Lincoln. ¿Pueden hablar de la importancia de este premio? Se han tomado el tiempo para dejar las costas donde rescatan a la gente y venir a Estados Unidos.

GERARD CANALS: Bueno, para nosotros ha sido un honor ser merecedores del premio Alba por lo que significa, por los paralelismos que hay con nuestra organización. Los brigadistas, 3.000 voluntarios de Estados Unidos, un día decidieron que algo que estaba pasando a miles de kilómetros de su casa tenía que ver con ellos, y decidieron hacer algo y se plantaron en España para luchar con el lado republicano, el lado en el que nuestros abuelos, el de Óscar y el mío, también lucharon. Entonces, el paralelismo es que nosotros tampoco teníamos nada que hacer en las costas de Grecia, tampoco teníamos nada que hacer en las costas de Libia, pero cuando vimos lo que estaba sucediendo, no podíamos dar la espalda. No podíamos hacer otra cosa.

AMY GOODMAN: Óscar, ¿puede hablar del momento en el que decidió dejar su trabajo como socorrista en una playa para ir a rescatar a migrantes en alta mar?

ÓSCAR CAMPS: El 15 de septiembre de 2015 vimos las fotos de Alan Kurdi, el pequeño de tres años, y nos escandalizamos, no podíamos creer que murieran tan cerca de la costa y que nadie les ayudara, así es que decidimos hacer algo y pensamos en ir a ayudar. Primero nos ofrecimos a los gobiernos, al español y al griego, a Frontex, a Médicos sin Fronteras, a todas las organizaciones que pudieran estar interesadas, pero como no recibimos respuesta de nadie, decidimos ir. Y fuimos por nuestra cuenta.

AMY GOODMAN: ¿Y a dónde fueron?

ÓSCAR CAMPS: A Lesbos, la isla de Lesbos, al norte de la isla de Lesbos, por donde llegaron cerca de un millón de refugiados durante los siguientes meses, unos 800.000 o 900.000 pasaron por las islas de Grecia.

AMY GOODMAN: Entonces, ¿cuánto tiempo pasó desde el momento en el que vio la foto de Alan Kurdi, el niño de 3 años que se ahogó en el mar, hasta que se lanzaron al mar a rescatar a la gente?

ÓSCAR CAMPS: Fue automático; llamar a Gérard, reunión en la playa de Badalona y decisión de ir, y con mis ahorros fuimos a ayudar durante un tiempo. Teníamos 15.000 euros y fuimos a ayudar el tiempo que nos duraran los 15.000 euros, pero llevamos desde el 15 de septiembre en Lesbos… no hemos dejado de ayudar a los refugiados desde entonces.

AMY GOODMAN: Gerard, ¿qué le llevó a trabajar como rescatista?

GERARD CANALS: Bueno, desde que yo empecé a trabajar cuando tenía 18 años, empecé a trabajar en la playa, como socorrista. Al principio fue un trabajo de verano, mientras estudiaba en la universidad, pero al cabo de dos años decidí llevarlo un poco más allá. Dejé la carrera y seguí trabajando en periodos más largos, en lugares donde podía trabajar más tiempo. Después, en los inviernos, me vinculé también en el mundo del rescate, a través de las ambulancias, de servicios de ambulancias, y cuando conocí a Óscar y a la empresa Proactiva me decidí a unirme a ellos, y desde entonces, hasta ahora, he tenido varios roles: en información, en logística; y hasta el día de hoy que hemos dado un paso más en el mundo del salvamento, y estamos haciendo rescate a nivel internacional en esta crisis.

AMY GOODMAN: Óscar, ¿puede describir uno de los rescates que más le hayan marcado?, ¿qué sucede?, ¿cómo realizan estos rescates?

ÓSCAR CAMPS: Como bien dice Gerard, llegaban embarcaciones sobrecargadas, en muy malas condiciones, en manos de mafias que no tenían ningún inconveniente en ponerlos en peligro. Mujeres y niños son los más vulnerables en estas travesías, son los primeros que mueren. Cuando una embarcación de este tipo vuelca, rápidamente hay 25 o 30 muertos, de los 50, y esos son las mujeres y los niños. Así que la situación más dramática que hemos vivido era ver cómo las mujeres se ataban los niños al pecho en el chaleco salvavidas, pero cuando caían al agua, su cabeza quedaba fuera del agua, pero la cabeza del niño quedaba dentro del agua, entonces era el desespero de ver a la madre cómo quería sacarse al niño de encima. Estas situaciones las hemos vivido muchas veces, son muy dramáticas, pero lo que más nos ha afectado, quizá, apartes de esta realidad, es ver la inacción deliberada de la Unión Europea delante de esta situación. Esto estaba ocurriendo en Europa, no estaba ocurriendo en África, estaba ocurriendo en aguas europeas, en playas europeas y en tierras europeas y no había nadie para ayudarles y para atenderlos. Entonces, la decepción que tuvimos y la pérdida de confianza con nuestras instituciones ha sido más duro que ver morir a la gente.

AMY GOODMAN: Óscar Camps, ¿háblenos sobre la relación entre la guerra y los refugiados?

ÓSCAR CAMPS: Es evidente que sobre todo en Irak, en Afganistán y en Siria, de lo que huyen es de la guerra, huyen de la persecución de la guerra. Evidentemente, los que no querían combatir en un frente o en el otro, y estaban en la edad de combatir, tenían que buscar una salida, una alternativa, y lo hacían a través de mafias. Entonces, las mafias los sacan del país y los dirigen hacia Turquía, y de Turquía entraban en Europa. En África tenemos a Boko Haram y el Estado Islámico también, sobre todo, ahora mismo en Libia, que se utiliza como pasillo de salida, porque Libia es un país descompuesto, hay tres facciones que están en guerra por el gobierno, por el control de Libia, pero ninguna de ellas tiene ni siquiera el control entero de Trípoli, así es que la situación es compleja, y se utiliza este país como salida para Europa. Y desde África es menos la conexión con la guerra, porque también se huye de la persecución, se huye de la mutilación genital, se huye de la miseria, y el destino siempre es el mismo, siempre es Europa. Evidentemente que Europa tiene mucho que ver, porque ésta tiene influencia en guerras, vende armas, interviene. Ahora mismo lo estamos haciendo en varios países y en varios frentes. En Yemen y en Siria también.

AMY GOODMAN: Para concluir, Óscar Camps, usted es socorrista, alguien que salva vidas. ¿Alguna vez pensó que acabaría haciendo esto cuando comenzó su propio negocio socorriendo a nadadores?

ÓSCAR CAMPS: No, no. Yo empecé mi carrera en Cruz Roja, en Red Cross en España y no pretendí nunca… Sí que he tenido siempre un punto solidario y he hecho alguna acción en cooperación internacional en el Sáhara, pero no pensaba ni mucho menos llegar hasta aquí. No pensaba… La decepción que nos hemos llevado es que esto ocurriera en Europa. Para nosotros la cooperación internacional sería hacer acciones en terceros países, pero tener que hacerlo en aguas europeas todavía es más sofocante. Nunca lo pensé y realmente la vida nos ha cambiado a todos desde entonces.

AMY GOODMAN: Óscar, quería preguntarle acerca de la lucha de su familia en contra del fascismo, en contra del general Franco en España, y sobre qué relación ve entre eso y lo que usted hace hoy en día.

ÓSCAR CAMPS: Sí, mi abuelo luchó con los republicanos en la Guerra Civil, contra el fascismo. Pero sus hermanos tuvieron que salir [de España], mi abuelo era el mediano de la familia. Sus hermanos fueron exiliados, se fueron a Francia. Tengo familia repartida en Francia, Canadá, Costa Rica, Brasil porque tuvieron que salir por la persecución durante la guerra y después de la guerra. Mi abuelo fue herido en combate y fue rescatado por un brigadista internacional alemán, y esto es lo que me hace sentirme orgulloso de recibir este premio, y de estar ayer aquí, en Nueva York, con las Brigadas de ALBA, porque lo he vivido muy cerca. Mi abuelo y yo… he vivido sus historias, siempre me las contaba. El fascismo ha estado siempre presente en nuestra familia, porque nos dividió a la familia, tenemos familia en todo el mundo. Evidentemente se perdió la guerra y hubo mucha represión, y quizá ahora mismo, en estos momentos, vuelve a haber estos vientos de extrema derecha, porque están utilizando mucho los medios para difundir ideas. Tenemos la voz de Trump, que suena en Europa como un gran altavoz. Y no estamos oyendo voces que neutralicen desde el otro lado estos aires de derechas. Así es que tenemos que empezar a agitar conciencias para conseguir neutralizar esto, porque son medios de comunicación. Nosotros tenemos muchísima gente que respalda nuestra acción. Creo que se ha abierto una grieta importante entre el pensamiento político y lo que dicen algunos medios de comunicación, y el pensamiento popular. Yo creo que el pensamiento popular no tiene la información real. Se habla de cifras, de miles de refugiados, de miles de muertos, pero nosotros conocemos las historias, tenemos sus versiones, sabemos que son personas, sabemos qué ocurre, por qué huyen. No entendemos la manipulación que se está haciendo en los medios de comunicación, incluso contra las propias ONG que están salvando vidas, porque estamos poniendo el foco y la luz allí donde la administración no quiere que se sepa. Entonces somos incómodos, nos hemos convertido en una respuesta popular que es incómoda para la administración europea. Hemos estado en Bruselas y hemos denunciado esto. Hemos estado en Estrasburgo y hemos denunciando lo que hemos visto. El sábado me reuniré con el papa Francisco por segunda vez, y volveremos a denunciar lo que está ocurriendo. Así es que estamos buscando tantos altavoces mediáticos como podamos para neutralizar este ruido de sables que se está oyendo ahora mismo.

AMY GOODMAN: Gerard Canals, ¿háblenos de esa conexión entre lo que usted hace y la lucha contra el fascismo de su abuelo?

GERARD CANALS: Mi abuelo luchó en la Guerra Civil Española en el lado republicano, como el abuelo de Óscar, y como tantos otros. Lucharon en unas condiciones muy por debajo de las del bando franquista, evidentemente, tenían muchos menos recursos. Y al final lo que sucedió fue que nos pudieron ganarles, evidentemente, y se vieron forzados a huir. En el caso de mi abuelo, tuvo que huir a través de los Pirineos y exiliarse en Francia, en un campo, durante muchos años. Y creo que es el mismo caso que Óscar explicaba antes.

AMY GOODMAN: ¿Qué piensa que tiene que suceder? ¿Qué tienen que hacer los gobiernos para parar esta marea humana que abandona sus hogares contra su propia voluntad, arriesgando sus vidas en esa huída?

ÓSCAR CAMPS: Lo que está ocurriendo ahora no es más que el resultado de décadas de mala gestión, sobre todo en continentes como África. Hemos expoliado sus recursos naturales, hemos puesto gobiernos dictatoriales que beneficiaban a Europa, les hemos expoliado económicamente, y el resultado que tenemos ahora, de la venta de armas y la intervención en las guerras, es este: son migraciones masivas. En Yemen tenemos un bloqueo ahora mismo, Estados Unidos está bloqueando Yemen, Europa está bloqueando Yemen, a través de Arabia Saudita. Estamos fabricando 25 millones de nuevos refugiados. Esto va a tener consecuencias a corto plazo. La Guerra de Irak tiene que ver en todo esto. Realmente no dejamos de fabricar refugiados, y la política europea no debe ser la de externalizar fronteras, pagando a terceros países para retenerlos en medio del camino; no creo que esta sea la política adecuada. Yo creo que tenemos que tener otras prácticas sociales más aperturistas en ese sentido, e intervenir más en el origen. Evidentemente, la inversión que está haciendo Europa en el tema de refugiados es cero. Estamos gastando presupuestos desproporcionados en armamento, en seguridad, en control de fronteras, pero no estamos haciendo nada. Tenemos 60.000 refugiados en Grecia que no tienen absolutamente nada; los hay en Francia en un campo que no tienen absolutamente nada. Había unas cuotas que tenía que asumir cada país europeo. España, en nuestro caso, eran 17.000. Nadie ha cumplido con estas cuotas. La inacción es deliberada, y esta situación es inconcebible. Yo no sé lo que se debe hacer, pero apelo a los intelectuales, que son los que tienen que salir ahora mismo y decir qué es lo que se debe hacer, porque lo que estamos viviendo es el resultado de décadas de expoliación.

AMY GOODMAN: Gerard Canals, ¿puede responder esta misma pregunta?

GERARD CANALS: Lo que debemos hacer es actuar en origen, ahora mismo, como Óscar comentó, a consecuencia de décadas de expoliación y de intervención en África tenemos miles, o cientos de miles, de personas que están buscando refugio. Europa, en vez de acogerlos, en vez de intentar buscar soluciones, lo que hace es poner muros en tierra, y se está obligando a la gente a saltar el muro más grande de todos, que es el Mar Mediterráneo. Una de las cifras que comentabas antes de 5.000 muertos en el 2016, esa es la cantidad de muertos confirmados, pero hace un par de semanas tuvimos un rescate donde encontramos cinco cuerpos y después encontramos dos barcas totalmente vacías. En dos barcas van más o menos entre 250 o 300 personas. Hay 295 que no se han contado en esta estadística.

AMY GOODMAN: Finalmente, Óscar, ¿cree que podría volver a España en algún momento y volver a trabajar como socorrista? ¿Cree que este flujo masivo de refugiados va a detenerse en algún momento?

ÓSCAR CAMPS: Sí, claro. Nosotros nos organizamos en ONG por una necesidad legal de estar dentro de la administración, dentro del control de la propia administración. Pero no es nuestra intención hacer el trabajo de la administración, nuestra intención es concienciar a la población para que proteste, porque de la misma manera que el agua hierve desde abajo hacia arriba, tenemos que hacer que los políticos tomen la responsabilidad, y lo tiene que hacer el pueblo desde abajo hacia arriba. Así es que seguiremos haciendo de socorristas y seguiremos concienciando a la población, porque tenemos que cambiar esta situación. Costará, costará algunos años, pero yo creo que lo conseguiremos. Y ya que estoy aquí, me gustaría enviarle un mensaje a Donald Trump y decirle que en este país casi todos somos nietos de refugiados, que se acuerde que somos nietos de inmigrantes, tanto en el nuestro como en éste, que esto lo tenemos muy cerca, que no hay que hacer mucha memoria para saber de dónde venimos.

AMY GOODMAN: Quiero agradecerles a los dos por acompañarnos. Óscar Camps, quien fundó el grupo Proactiva Open Arms después de haber visto la imagen de Alan Kurti, el niño de 3 años que fue encontrado ahogado en una playa de Turquía. Gerard Canals es también socorrista, y director de la misión de Proactiva Open Arms desde julio de 2016. El grupo dice que ha rescatado a más de 17.000 personas en el Mediterráneo. Muchísimas gracias por haber estado con nosotros. Soy Amy Goodman, esto es Democracy Now!

Última Actualización: Mayo 26 de 2017
Fuente: www.democracynow.org/

Cuando los Menores Inmigrantes Cumplen 18 Años

Lunes, marzo 27th, 2017
Cuando los Menores Inmigrantes Cumplen 18 Años

Hay una cosa de la que Marouan se acuerda muy bien. “El día que cumplí los 18 años me llamó el director del centro. Me preguntó adónde quería ir. Lo que había escuchado de Madrid me gustaba, así que le respondí que a la capital. Me pagó el billete de barco y de autobús y… adiós”.

Cuando somos adolescentes trepamos con desesperación los últimos años de la minoría de edad, deseando que pasen rápido para cumplir los 18 cuanto antes. Queremos el carné de conducir, comprar alcohol y tabaco, irnos de casa, trabajar. Sabemos que al otro lado de la frontera de los 18 hay una vida adulta que nos espera con los brazos abiertos. Y, si nos caemos, volvemos a casa y ya lo intentaremos más adelante.

Pero pon que no eres español. Que no tienes una casa a la que volver ni unos padres que te perdonen el arranque de independencia.

Marouan llegó a España con 16 años. Se sentía un hombre adulto y dejó a su familia en Marruecos. Pasó a Ceuta jugándosela con alguna triquiñuela ilegal que prefiere no contar.

Como nosotros a esa edad, se sentía mayor, pero en realidad no lo era. Un policía le llevó al Centro de Menores de La Esperanza y allí le trataron bien. “En el centro había muy buenas condiciones. Había tres turnos de tutores: mañana, tarde y noche”, recuerda. Podía hacer cursos de formación, aprender español, comer caliente, meterse en su cama por las noches. Incluso le dieron los papeles para residir legalmente en España.

Y así pasan dos años, hasta que llega el día de su 18 cumpleaños y le regalan un billete a Madrid. Hizo las maletas, se despidió de sus amigos del centro y se fue de allí tan solo como había llegado. En Madrid, al menos, tenía un amigo al que llamar.

Según la Fiscalía General de Estado, en 2015 había en España 3.341 menores tutelados por la Administración, fecha de los últimos datos disponibles. Todos ellos son MENA, acrónimo para Menores Extranjeros No Acompañados. Les llamamos MENA y parece que, bajo ese nombre, no son nada en concreto, que son diferentes a nosotros. Cuando, en realidad, todos hemos sido menores, a veces hemos estado no acompañados y en muchas ocasiones nos hemos sentido extranjeros.

Existen diversas organizaciones sociales acreditadas, algunas de ellas religiosas, que ayudan a las personas que caen por el barranco del primer día de su mayoría de edad. Ganan la nacionalidad pero la administración se desentiende de lo que les pase una vez llegan a la mayoría de edad.

“No hay ninguna villa tan hermosa y oportuna”, decía Lope de Vega sobre Madrid. Para Abdel, en cambio, en cuanto se acabó la semana en que su amigo le dejó quedarse en su casa antes de marcharse a Alemania, se quedó en la calle. “Dormía debajo de un puente, en una chabola… me buscaba la vida. Vivir en la calle es bastante jodido. Cada día empiezas de cero, no sabes dónde dormirás o ni siquiera qué vas a comer”. Y así pasó cuatro meses, inoportunos y en absoluto hermosos.

La casa es amplia. Tiene tres habitaciones con dos camas en cada una. Lo primero en lo que uno se fija al llegar es lo limpio y cuidado que está pese a que en su interior viven cuatro adolescentes. Lo segundo es el vacío de pertenencias y objetos personales. Una mochila. Algo de ropa. Útiles de aseo. Un juego de mecánica de uno de los chicos. Una sola fotografía en toda la casa. El tono impersonal del piso les recuerda que, aunque ahora tienen donde dormir, esta tampoco es su casa. En cuanto tengan un contrato de trabajo estable tendrán que irse también de allí.

Donde la administración se retira, las asociaciones hacen lo que pueden. Una de ellas, Cepaim, gestiona el piso en el que ahora vive Marouan. Sus compañeros de piso son Sheikh y Nazmul, dos jóvenes de Bangladesh. Sheikh llegó en avión, pero Nazmul pagó a una mafia para que le trajera. Ambos llegaron a España siendo menores de edad.

Marouan, Abdel, Sheikh y Nazmul comparten un rato en el salón del piso. Abdel descansa en el sofá. “No pienso en volver a Marruecos”, dice. “Ahora solo pienso en trabajar”. Los otros tres chicos, a su lado, asienten con la cabeza.

Ignacio Marín y Héctor Millano
Fundación PorCausa

Última Actualización: Marzo 27 de 2017
Fuente: Centro de Colaboraciones Solidarias

Refugiados Sin Derechos

Lunes, septiembre 19th, 2016
Refugiados Sin Derechos

España sólo ha recibido el 1 % de los refugiados que se comprometió a acoger tras el acuerdo alcanzado entre los países de la Unión Europea en septiembre del año pasado, según la ONG Oxfam Intermón. Además, nuestro país ha recortado en casi un 70 % el presupuesto destinado a ayuda humanitaria entre 2011 y 2015, con 44 millones destinados este último año.

Hasta hoy, han llegado a nuestro país un total de 474 refugiados de los 17.387 que España se comprometió a acoger en septiembre del año pasado. Estas cifras ofrecidas por Oxfam Intermón distinguen entre reubicación y reasentamiento. La reubicación es el traslado de personas que necesitan protección internacional, aunque no estén reconocidas con la condición de refugiado, mientras que el reasentamiento consiste en el traslado de un refugiado que ya tiene concedida su condición como tal en el país donde buscó protección, a un tercer país que ha aceptado admitirle y concederle la residencia.

Así, España sólo ha acogido un total de 273 refugiados para su reasentamiento, lo que representa un 18 % de los 1.499 que se comprometió a acoger. En cuanto a la reubicación, las cifras son más bajas, con un total de 201 personas de las 15.888, lo que representa apenas el 1% de las personas comprometidas.

La organización denuncia que España incumple los compromisos adquiridos hace un año, además de vulnerar los derechos de las personas. “Es necesario que el Gobierno español abandone su actitud vergonzosa en este tema, se comprometa a acoger más refugiados y ofrezca protección a los menores no acompañados”, afirma Paula San Pedro, responsable de incidencia humanitaria de Oxfam Intermón.

La organización recomienda a España dar un giro radical a las políticas de migración y refugio, para que los derechos prevalezcan por encima de cualquier otra política. Para ello, pide al actual gobierno en funciones y al Parlamento diversas medidas, como el aumento de la ayuda humanitaria, impulsar los derechos de los desplazados en la política exterior o la protección de las personas que llegan a nuestras fronteras.

Guillermo Córdoba Santos
Periodista

Última Actualización: Septiembre 19 de 2016
Fuente: Centro de Colaboraciones Solidarias

¿Qué Opinan los Niños de la Crisis de los Refugiados?

Viernes, septiembre 2nd, 2016
 ¿Qué Opinan los Niños de la Crisis de los Refugiados?

Compartimos el video del canal de YouTube de la Organización de Estados Iberoamericanos OEI que junto con el programa “Luces para la ciudadanía global” reunió a 5 países para contarle a los niños otras realidades más específicamente el tema de la migración y de los refugiados que llegan diariamente a Europa.

Todos ellos se han unidos a través de obras de teatro, charlas informáticas, encuentros, exposiciones llegando a entender el gran conflicto y a la vez se han movilizado haciendo un llamado al gobierno y a la sociedad europea para que busquen soluciones a la crisis de refugiados.

De forma simbólica han colocado un pupitre vacío con la que quieren manifestar la solidaridad y decir que siempre habrá un sitio disponible para ellos.

 

Última Actualización: Septiembre 02 de 2016
Fuente: Youtube Organización de Estados Iberoamericanos OEI

Estudiar en Los Estados Unidos Una Experiencia Personal

Jueves, diciembre 17th, 2015
Estudiar en Estados Unidos Experiencia Personal

El siguiente vídeo nos muestra como estudiar en el extranjero, la experiencia que ha sido estudiar en Estados Unidos y las diferencias entre el sistema educativo de un país y otro :) También hablamos de las becas disponibles, cómo conseguirlas y a quién acudir en nuestra universidad para conseguir información sobre este tema

Última Actualización: Diciembre 17 de 2015
Fuente: Youtube – Andrea Ramírez

Vídeo Los Ojos De La Inmigración En La Frontera Sur de Europa

Miércoles, septiembre 2nd, 2015

‘Los ojos de la Inmigración’ es un documental rodado en Melilla en mayo de 2014. Recoge el salto masivo que más de cuatrocientos inmigrantes realizaron la madrugada del día 28, las acciones de la guardia civil y la situación de saturación que se vivió en el CETI que triplicó ese día su capacidad.

Con imágenes y testimonios en exclusiva este documental pretende contar de una forma diferente lo que sucede en la frontera sur de Europa.

Última Actualización: Agosto 20 de 2015

Fuente: Wolfix

Video de Perjuicios Sobre la Inmigración

Lunes, julio 14th, 2014
Vídeo de animación stop-motion e imagen real producido por la Oficina de Derechos Sociales (ODS) de Sevilla.

En él se recogen los estereotipos más frecuentes sobre la inmigración y la explicación de vari@s expert@s desmontándolos. Año 2010. Duración:6 min 10 seg.

Este corto es parte del contenido del DVD-video realizado por la ODS-Sevilla, con el titulo “Nuevos vecinos en la plaza”. Barrios e inmigración en la ciudad de Sevilla.

Última Actualización: Julio 13 de 2014

Fuente: COficina de Derechos Sociales (ODS) de Sevilla.

Subsidio De Desempleo Para Emigrantes En España

Jueves, mayo 8th, 2014

Desempleo para retornados es un subsidio para emigrantes españoles que han trabajado en el extranjero al menos doce meses en los últimos seis años (desde su última salida de España) y retornan definitivamente y no tienen empleo ni ingresos, pero tienen la intención de trabajar.

En caso de que el Servicio Público de Empleo Estatal no les encuentre empleo, se les comenzará a abonar este subsidio. Además, se cubre la sanidad del retornado y sus dependientes.

Este subsidio dura seis meses, pero se puede prorrogar dos veces por otros seis meses cada uno, en total el subsidio puede durar máximo 18 meses y puede ascender a un máximo del 80% del IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples), fijado actualmente:

2014 SMI IPREM
MENSUAL 645,3 € 532,51 €
ANUAL 9034,2 € (14 PAGAS) 6390,13 €

 

Se requiere:

  • Que el emigrante sea trabajador español y retorne de países que no pertenecen a la Unión Europea (UE) o Espacio Económico Europeo (EEE) o Australia o Suiza
  • Permanecer inscrito durante un mes como demandante de empleo. La inscripción deberá mantenerse durante todo el periodo de la duración del subsidio
  • Subscribir al Compromiso de actividad (buscar activamente empleo, aceptar una colocación adecuada y participar en acciones específicas de motivación, información, orientación, formación, reconversión o inserción profesional para incrementar su ocupabilidad, así como cumplir las restantes obligaciones previstas en la normativa que regula las prestaciones por desempleo).
  • Carecer de rentas, de cualquier naturaleza, superiores al 75% del Salario Mínimo Interprofesional.
  • No tener derecho a la prestación contributiva por desempleo por cotizaciones que tuviera acumuladas en los seis años anteriores a su salida de España.

Cuando el trabajador regresa a España dispone de un mes para inscribirse como demandante de empleo, y a partir de dicha inscripción es necesario figurar un mes inscrito, el llamado “mes de espera”, sin rechazar oferta de empleo adecuada ni negarse a participar, salvo causa justificada, en acciones de promoción, formación o reconversión profesionales. Una vez transcurrido el mes, se abre un plazo de 15 días para solicitar la ayuda.

La solicitud se podrá presentar a través de la página https://sede.sepe.gob.es , en la oficina de prestaciones (tras la obtención de cita previa en la sede electrónica del SEPE), en cualquier oficina de registro público o dirigiéndola por correo administrativo. Las solicitudes se reconocen en el momento de su presentación.

Personas que tienen derecho a asistencia sanitaria en España:

  • Los trabajadores, por cuenta ajena o por cuenta propia, dados de alta en la Seguridad Social española.
  • Quienes perciben cualquier otra prestación periódica de la Seguridad Social, como la prestación y el subsidio por desempleo u otras de similar naturaleza.
  • Quienes han agotado la prestación o el subsidio por desempleo u otras prestaciones de similar naturaleza y están en situación de desempleo.
  • Quienes no tengan ingresos superiores a cien mil euros anuales ni tengan cobertura sanitaria por ninguna otra vía que sean de nacionalidad española y residentes en territorio español, nacionales de países UE, del Espacio Económico Europeo o de Suiza y estén inscritos en el Registro Central de Extranjeros, o quienes sean nacionales de otros países o apátridas con autorización a residir en territorio español.
  • Los familiares (cónyuge, ascendientes y descendientes) de quienes se encuentren en cualquiera de las situaciones anteriores, al margen de su nacionalidad, siempre que residan en España y cumplan los requisitos.

CONVENIO DE SEGURIDAD SOCIAL ENTRE ESPAÑA Y ESTADOS UNIDOS
Este convenio aplica a personas que trabajen o hayan trabajado en uno o ambos países así como a sus derecho-habientes. Este Convenio suma los períodos cotizados a la Seguridad Social de España y de Estados Unidos, pero no se suman las cotizaciones concurrentes, es decir, no cabe cotizar a la vez a la Seguridad Social española y a la Administración de la Seguridad Social norteamericana.
Por consiguiente, la Administración de la Seguridad Social norteamericana tendrá en cuenta todos los períodos en que el interesado ha cotizado y sólo computará aquellos períodos cotizados a la Seguridad Social española que no se superpongan con los periodos cotizados a Estados unidos. De la misma manera, la Seguridad Social española tomará todos sus períodos cotizados, con independencia de que sean obligatorios o voluntarios, y sólo los períodos americanos que no se superpongan.

Por tanto, mientras se trabaja se cotiza sólo a un sistema de Seguridad Social.

Bajo este convenio, las pensiones por jubilación se deben solicitar al terminar la vida laboral en Estados Unidos si se reside en Estados Unidos, o en España si se residiera en España en ese momento.

Las prestaciones por incapacidad permanente, muerte y supervivencia por enfermedad común o accidente no laboral se deben solicitar cuando se tengan esas circunstancias.

Las pensiones por jubilación, invalidez y supervivencia se podrán percibir con independencia de que el interesado resida o se encuentre en España o en Estados Unidos.

Cada país abonará sus propias prestaciones directamente al beneficiario.

Las personas que reúnan los requisitos exigidos por las legislaciones de ambos países para tener derecho a pensión contributiva podrán percibir ésta de cada uno de ellos.

La solicitud se dirigirá a la institución competente del país donde resida el interesado:

En España:
A los centros de atención e información de Instituto Nacional de la Seguridad Social o Direcciones Provinciales del Instituto Social de la Marina cuando se trate de trabajadores incluidos en el Régimen Especial de Trabajadores del Mar, mediante el impreso de solicitud de jubilación (se pueden bajar todas las versiones del impreso en http://www.segsocial.es/Internet_1/Pensionistas/Servicios

En Estados Unidos:
A la Administración de la Seguridad Social (Social Security Administration, OIO/ Totalization, P.O. Box 17769, Baltimore, Maryland 21235-7741) presentando el impreso E/USA de solicitud de prestaciones a través de Convenio. Dicho impreso lo proporciona la Seguridad Social norteamericana.

 

Última Actualización: Mayo 05 de 2014

Centros de Internamiento de inmigrantes en España, Pasaje a la Desesperación

Domingo, octubre 6th, 2013

Visa laser Visa Express

Los centros de internamiento de extranjeros (CIE) son el paso previo a la expulsión de inmigrantes indocumentados en España. Pese a su teórico carácter “no penitenciario”, en ellos se llevan a cabo internamientos polémicos, recoge el portal Gonzoo.Los CIE son centros provisionales para internar durante un máximo de 60 días a determinados inmigrantes con expedientes de expulsión hasta el momento de su deportación.

Son establecimientos públicos de carácter no penitenciario y no tienen más limitaciones que las establecidas a la libertad ambulatoria”, asegura el Ministerio de Interior español. Aun así, según Juan Kevin Miranda, antiguo interno de uno de los centros, “la gente que conocí allí y que ha pasado también por la cárcel me ha dicho que el CIE es mucho peor”.

Al entrar allí cada inmigrante se convierte en un número. “Vives esperando cada minuto con la angustia de escuchar tu número para ver qué van a hacer contigo”.

Violencia física y riesgo de muerte

Las denuncias y quejas de los internos y distintos colectivos por el abuso por parte de algunos de los agentes son numerosas. Insultos, gritos, castigos, abusos o deportaciones sin previo aviso. “Hay mucho racismo ahí dentro”, comenta Juan. “Tenías que rogar hasta para pedir un trozo de papel higiénico para ir al baño. Si te pasabas te acusaban de robar y te castigaban”, recuerda.

De las 24 quejas y denuncias interpuestas por la ONG Pueblos Unidos en 2012 en distintos juzgados y otros organismos, seis responden a agresiones físicas. La organización destaca los obstáculos para materializar estas denuncias debido a la imposibilidad del interno de identificar al agente agresor, la ausencia de grabaciones de vídeo en los centros que puedan confirmar o desmentir los hechos, las contradenuncias por parte de los agentes o la falta de competencias del juzgado de control, por lo que muchas veces el caso acaba siendo archivado.

La asistencia sanitaria la ofrece una empresa privada y también es objeto de serias quejas. La interna Samba Martine acudió 10 veces al médico con fuertes dolores, no sabía castellano y solo en una ocasión contó con un traductor. Murió el 11 de diciembre de 2011 sin ser diagnosticada. Su muerte no ha sido la única, pues desde 2008 otros tres internos han perdido la vida en este centro, los tres presuntamente por suicidio.

Opacidad de los centros

La Policía Nacional gestiona los ocho centros de internamiento de extranjeros de España. Aun así afirman desde su departamento de comunicación: “Nosotros no damos ningún tipo de información sobre los CIE”.

La Policía no da información y el Ministerio de Interior no publica ningún dato sobre los ocho centros de internamiento de extranjeros que existen en España. Solo los propios CIE saben quién entra y quién sale. Quién es expulsado y quién queda en libertad. Todo lo que se conoce es gracias a diferentes ONG. La opacidad y la falta de regulación favorecen los presuntos abusos y la supuesta falta de derechos de los internos.

Última Actualización: Septiembre de 2013

Fuente: RT

Inmigración y Delincuencia ¿Tienen Relación?

Viernes, octubre 26th, 2012


Fuente: Gato Cenizoso

Última Actualización: Octubre de 2012