Posts Tagged ‘Donald Trump’

Gobierno De Donald Trump Aumenta Tasa De Deportaciones En Un 40%

Martes, mayo 23rd, 2017
Gobierno De Donald Trump Aumenta Tasa De Deportaciones En Un 40%

Datos del gobierno estadounidense recientemente presentados revelan que el gobierno del presidente Donald Trump está deportando inmigrantes en una proporción récord, 40% más alta que el récord anterior establecido por el gobierno del ex presidente Barack Obama.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por su sigla en inglés) informó el miércoles que deportó a más de 41.000 personas hasta fines de abril, en contraste con las aproximadamente 30.000 que fueron deportadas durante el mismo período del año pasado. Más de un tercio de los arrestados por el ICE no tenían condenas penales.

Irving González abogado de inmigración afirmó que “con los criminales se está cumpliendo, pero creo que está yendo más allá, no solamente los criminales. Cualquier persona que pueda ser detectada, si no tiene documentación para comprobar, están siendo detenidos y puesto en un proceso de deportación. Algunos quizás tendrán el derecho a una fianza y otros no”.

Por su parte, la Vocera de la organización proimigrantes SEIU, María Mejía, aseguró que “nosotros exigimos se levanten las voces porque no podemos seguir repitiendo que están deportando personas con record criminal porque eso nos criminaliza a todos y nos hace sentir que todos los que estamos aquí somos criminales”.

Última Actualización: Mayo 23 de 2017
Fuente: www.democracynow.org y YouTube NTN24

Los Niños Que Cruzan La Frontera Viven “Una Pesadilla Llena De Horrores Reales”

Lunes, mayo 1st, 2017
 Los Niños Que Cruzan La Frontera Viven

Mientras el presidente Trump sostiene su promesa de aplicar mano dura contra la inmigración y contra los inmigrantes, la escritora Valeria Luiselli nacida en México y una de las jóvenes escritoras mexicanas más aclamadas del momento

Su autora es la escritora Valeria Luiselli nacida en México y una de las jóvenes escritoras mexicanas más aclamadas del momento. Acaba de trabajar como intérprete voluntaria para decenas de menores centroamericanos migrantes que están en Estados Unidos, tras haber arriesgado sus vidas en el cruce de México en busca de refugio.

AMY GOODMAN: Esto es Democracy Now!, democracynow.org, soy Amy Goodman. Pasamos ahora a comentar un libro que ha sido publicado recientemente, calificado por la revista ´The Texas Observer´ como la primera lectura imprescindible en la era Trump. El libro se titula Los niños perdidos: un ensayo en 40 preguntas, de la escritora mexicana Valeria Luiselli, una de las más reconocidas entre la generación de escritores jóvenes mexicanos.

Recientemente se desempeñó en Estados Unidos como intérprete voluntaria para docenas de niños migrantes procedentes de América Central que arriesgaron sus vidas cruzando México en busca de refugio en Estados Unidos. El libro comienza con la primera pregunta que Luiselli debe dirigir a cada niño al que ayuda en los tribunales de inmigración: ¿Por qué viniste a Estados Unidos? El libro ha sido publicado al mismo tiempo que el presidente estadounidense, Donald Trump, ha prometido impulsar medidas severas contra los inmigrantes indocumentados en Estados Unidos.

Valeria Luiselli, estamos muy contentos de que esté con nosotros. Empecemos por el título del libro en su edición en inglés: “Dime cómo acaba”. ¿Por qué tituló así su libro?

VALERIA LUISELLI: Bueno, mi hija de ahora siete años, pero que tenía cinco cuando empezó la crisis, me pregunta a menudo: “Dime cómo acaba esta historia”. Entonces, su pregunta es de alguna manera el leitmotiv que regresa siempre en el libro para recordarme a mí y recordar también al lector que realmente no hay un final, que la historia no acaba, la historia sigue y sigue. Y todos esperamos que algún día acabe bien, pero ahora no se ve claro ese final.

AMY GOODMAN: Cuéntenos cómo comienza la historia de estos niños. Se encuentran en un tribunal de inmigración y usted les pregunta por qué vinieron a Estados Unidos.

VALERIA LUISELLI: Sí, bueno, ahí empieza la batalla legal que tiene que enfrentar los niños. Antes de esa batalla legal, por supuesto, está el proceso mismo del viaje, que es no solo difícil, sino realmente traumático: una pesadilla llena de horrores reales y de amenazas que se transforman en agresiones en la mayoría de los casos. Después está la llegada a la frontera, a través de la cual cruzan los niños para entregarse a las patrullas fronterizas, a migración, sabiendo que los niños rara vez pueden cruzar solos el desierto. Son las patrullas fronterizas quienes los reciben. Allí tienen una entrevista, los meten a lo que se conoce comúnmente como “la hielera”, que es un cuarto a temperaturas frígidas donde los niños reciben un trato francamente vergonzante. Después del tiempo que pasan ahí son llevados a un albergue donde pueden ya tener un contacto más constante con sus familiares –si es que tienen familiares en Estados Unidos–, hasta que por fin puedan llegar a casa de sus familiares. A esa casa llega el primer citatorio, los cita la corte de migración. En esa primera cita que tienen con un juez, llegan a la corte y en ella hay organizaciones civiles esperando a los niños que llegan a su cita para cacharlos de algún modo y decirles: “Nosotros podemos ayudarlos, podemos conseguirles abogados que trabajen pro bono, de modo gratuito para ustedes”. Para ello se hace una entrevista, una entrevista basada en una serie de preguntas. Yo usaba un cuestionario de 40 preguntas, pero el cuestionario va cambiando. En ese cuestionario básicamente recogemos la historia de los niños para armar un caso que después un abogado pueda decidir, tomar y representar para conseguirle al niño algún tipo de alivio migratorio.

AMY GOODMAN: ¿Qué edades tienen estos niños?

VALERIA LUISELLI: Los niños son de todas edades. Yo he entrevistado a niñas de cinco, seis, siete años, en la corte. Yo nunca he visto a ningún bebé en la corte, pero sé que algunas personas con las que he trabajado me han contado que han tenido que representar a niños de dos años, niños que todavía no están en edad de hablar siquiera. La gran mayoría son niños adolescentes, varones adolescentes. No sé si es porque son los que más sobreviven al viaje. Yo creo que es una mezcla de dos factores: que son, digamos, los más fuertes para sobrevivir a las atrocidades del viaje, pero también son los niños en la franja de edad más vulnerable a ser reclutados por las gangas o las pandillas, por lo que son los que más tienen que huir.

AMY GOODMAN: ¿Y qué pasa con la niñas y los adolescentes? ¿Qué pasa con ellas? Usted incluye algunas estadísticas horribles en su libro.

VALERIA LUISELLI: Pues sí, la gran mayoría de las mujeres, niñas o adolescentes, que hacen el viaje a Estados Unidos son violadas en algún momento del viaje. La estadística es efectivamente un horror: 8 de cada 10 mujeres y niñas son violadas a lo largo de su viaje a través de México, a través de las fronteras centroamericanas que tengan que cruzar: si vienen de Honduras o de El Salvador; si vienen de Guatemala, solo digamos la frontera de México, y luego a través de México y Estados Unidos. Y cuando no son violadas, muchas veces sufren otro tipo de abusos y horrores. La gran mayoría de los niños que llega a Estados Unidos llega en un estado de trauma.

AMY GOODMAN: ¿Y qué pasa con ellos después? ¿Qué ocurre en los tribunales? ¿Quién toma las decisiones?

VALERIA LUISELLI: Bueno, después de lo que yo relataba hace rato, –después de la estancia en la hielera, el paso al albergue, la llegada por fin a casa de algún familiar–, cuando empieza por fin el proceso legal contra ellos, básicamente tienen veintiún días para encontrar un abogado que los defienda de una orden de deportación. En esos veintiún días tienen que encontrar una escuela que los acepte. Para que sean candidatos a cualquier tipo de ayuda migratoria tienen que demostrar que están en una escuela, por ejemplo. Entonces, ahí hay otro nivel de dificultad porque muchas escuelas en zonas del país a las que han llegado un número mayor de estos niños, esas escuelas de esas zonas han tratado muchas veces de cerrar sus puertas a los niños. De hecho, hubo varios escándalos graves este año en escuelas de Long Island –donde yo trabajo, por cierto–, porque las escuelas no estaban admitiendo niños y estaban ilegalmente diciendo a los padres de esos niños que necesitaban papeles, lo cual no es cierto. Ningún niño necesita en ese estado demostrar papeles ni nacionalidad ni mucho menos, para tener el derecho básico a una educación. Entonces, los niños tienen que demostrar que están en la escuela, y tienen que básicamente armar un caso, en donde su historia y los horrores de los cuales huyen justifique la necesidad y la urgencia del asilo o de alguna otra forma de alivio migratorio. Es una paradoja extraña que el que entrevista a los niños de alguna manera necesita escuchar lo peor posible para saber que ese niño tiene el derecho a armar un caso.

AMY GOODMAN: ¿Con qué frecuencia son rechazados? ¿Con qué frecuencia son aceptados?

VALERIA LUISELLI: Mira, los números que se van recogiendo, o que se han recogido en estos años, indican que los niños que consiguen abogado tienen casi un 100% de probabilidad de poder quedarse. Es decir, lo más importante es poder conseguir un abogado. Por eso, el trabajo de las organizaciones civiles es tan importante, y el apoyo ciudadano a esas organizaciones es tan importante, porque mientras más apoyemos a las organizaciones, ya sea a través de donaciones, a través de voluntariados, más aumentamos la probabilidad de que haya abogados que decidan adoptar casos de niños y que esos niños entonces consigan quedarse. Pero si un niño no consigue un abogado, su probabilidad de poder quedarse aquí es muy, muy baja. No hay números claros sobre cuántos de los niños que han llegado se han podido quedar y cuántos no. Yo he leído reportes que dicen cosas muy distintas, pero lo que está claro es lo que estoy diciendo sobre los abogados. Los únicos niños que son deportados inmediatamente, en las primeras 24 o 48 horas, son los niños mexicanos. Los niños mexicanos no tienen derecho ni siquiera a defender su caso en una corte.

AMY GOODMAN: Usted comenta que a algunos niños se les niega el ingreso en la escuela, que se les dice que necesitan papeles para ello. ¿Ha intervenido usted alguna vez? ¿Quién interviene? Y, ¿con qué frecuencia se consigue que esos niños puedan ir a la escuela?

VALERIA LUISELLI: En el condado de Nassau, [estado de Nueva York] hubo un escándalo público hace unos años, porque las escuelas del condado de Nassau estaban haciendo eso. Pero personas –yo me imagino, del Departamento de Educación–, intervinieron en esas escuelas, hubo presencia de los medios denunciando la situación y ahora, supuestamente, las escuelas están abriendo sus puertas a todos los niños. Pero es relativamente incierto. Es decir, por ejemplo Manu, que fue el primer niño que yo entrevisté en la corte, y un niño con el que todavía tengo una relación cotidiana porque sigo traduciendo para él en su caso con sus abogados, y además es uno de los miembros jóvenes de la organización que tenemos en la Universidad Hofstra´The Teenage Immigrant Integration Association´, él por ejemplo, tuvo que salir de Hempstead High School, porque lo estaban acosando miembros de un gang. Y entonces, trató de meterse a una escuela en Long Beach, en donde no lo aceptaron, le dijeron que necesitaba tomar clases de inglés primero, y entonces se metió a clases de inglés. Luego, yo llamaba a la escuela Long Beach periódicamente, para decirles: “Os tienen que aceptar. Es decir, no pueden simplemente no aceptar, no es legal no aceptar a un niño”, y nunca nadie me hizo caso en el instituto de secundaria de Long Beach. Luego, lo intentamos su tía y yo en varias escuelas. Ella no habla inglés, entonces, digamos que ella conseguía datos de una escuela que los interesaba y yo hacía la llamada y llamamos a varias escuelas en Long Island, escuelas especializadas técnicas, escuelas de secundaria también, y nunca nos dieron cita, nunca nos dieron nada. Las escuelas mismas no están siendo nada receptivas. Manu, hasta la fecha, no va a la escuela. Creo que va a tratar de meterse a unas clases nocturnas. Mientras tanto, está viniendo a Hofstra a tomar clases de inglés.

AMY GOODMAN: Hablemos sobre el lenguaje. Usted afirma que, por primera vez en mucho tiempo, las élites culturales y liberales, así como la población en general en Estados Unidos, parecen estar bastante más preocupadas por este asunto. Ese es el tipo de alivio al que se refiere cuando habla de los activistas que defienden a los inmigrantes, lo cual a algunos les puede sonar algo extraño. ¿Podría explicar esto?

VALERIA LUISELLI: Claro, nadie está aliviado de que Trump esté ahora sentado en la silla presidencial; a nadie nos trae alivio, a nadie nos trae paz, sino lo contrario. Bueno, supongo que hay gente a quien sí le trae paz. A lo que me refiero con eso es que para quienes desde hace años nos preocupa el tema de la inmigración, el hecho de que Trump haya hablado y siga hablando con tanta demencia y violencia en contra de las poblaciones migrantes, ha puesto sobre la mesa y en primer plano el tema de las migraciones, el tema de los refugiados, sean niños, sean refugiados de Centroamérica, sean de otras partes del mundo. Eso es un avance, en el sentido de que, quienes trabajamos en inmigración directamente, tenemos muchísimo más apoyo de la sociedad civil. Pienso, por ejemplo, en la reacción de la sociedad civil ante las protestas de los aeropuertos después de la prohibición a los musulmanes y cómo la sociedad civil no solo se presentó y estuvo físicamente en los aeropuertos, pero además hubo millones de donaciones al ACLU, y cómo el ACLU recogió 25 millones de dólares en un fin de semana, gracias a los cuales pudo contratar a 200 abogados más durante la siguiente semana. Digamos, ese tipo de procesos donde la sociedad civil se involucra profundamente, o más profundamente, con lo que las instituciones o las organizaciones hacen básicamente solos siempre es importantísimo. Y yo creo que ese es un cambio fundamental que se ha visto en los últimos meses.

AMY GOODMAN: ¿Podría comentar la relevancia de que su libro esté siendo publicado justo a comienzos de la era Trump? La revista ´The Texas Observer´ lo ha calificado como la primera lectura imprescindible en la era Trump. ¿Qué impacto espera que cause su libro, especialmente cuando usted hace referencia a la estructuración del lenguaje y a desafiar el lenguaje utilizado para describir a los inmigrantes?

VALERIA LUISELLI: Cuando yo escribí ese libro, Trump todavía era un señor raro que había sido un celebrity de la televisión, todavía ni siquiera figuraba en nuestra conciencia como un posible presidente de este país, o al menos en la mayoría de nosotros. Entonces, cuando yo escribí este libro, lo escribí en contra de las políticas casi siempre ignoradas por los medios de comunicación masivos de la administración de Obama, políticas que afectaron profundamente y de forma muy negativa a comunidades migrantes. La reacción de la administración de Obama, la reacción de Washington ante la crisis migratoria de cientos de miles o decenas de miles, y luego, eventualmente, más de 100.000 niños centroamericanos que llegaban solos a la frontera, fue una reacción francamente avergonzante, poco humana. Básicamente crearon un grupo de casos, un docket, que se llama: los niños que antes tenían un año para conseguir un abogado y defenderse de la deportación ahora tenían solo veintiún días para conseguir un abogado. Además de que todos han hecho la vista gorda con el tema profundamente injusto de que la ley actual protege a todos los niños del mundo y los hace candidatos al asilo, y excluye a los niños mexicanos, porque Bush en 2007 hizo una enmienda a esa ley, tal que excluyan niños de países con fronteras colindantes a Estados Unidos. Osea, niños canadienses o niños mexicanos, pero realmente solo niños mexicanos, porque nunca hemos sabido de un niño canadiense que trate de emigrar a Estados Unidos. Entonces bueno, todo el mundo ignora eso; eso se sigue ignorando hoy en día por ejemplo, el por qué esa ley excluye a los niños mexicanos. Y, desafortunadamente, todo lo que yo escribí, pensando que era un problema, de algún modo digamos circunscrito a un momento y a unas decisiones mal tomadas de una administración, se volvió ahora mucho más relevante, todo lo que yo denunciaba se volvió ahora peor, digamos, peor y más ominoso. Entonces, sí, de alguna manera paradójica, rara y siniestra este libro es mucho más pertinente ahora de lo que era cuando yo lo escribí. Pertinente porque los tiempos cambiaron para peor. Pero también pertinente porque es un libro que de algún modo muestra mi profunda creencia y entusiasmo por las organizaciones civiles y su poder para cambiar poco a poco las cosas. Entonces, es un libro que no ofrece soluciones pero que sí habla del trabajo de las organizaciones civiles, y creo que hoy en día también es mucho más visible, importante, y hasta cierto grado ha sido más exitoso el papel de las organizaciones civiles en este país.

AMY GOODMAN: Quiero que hablemos sobre lo que está pasando en México, recientemente hemos informado del asesinato del periodista Maximino Rodríguez. Lo que lo convierte en el cuarto periodista asesinado en tan solo seis semanas. Rodríguez, que informaba sobre corrupción policial para el Colectivo Pericú, fue asesinado el 14 de abril en la ciudad de La Paz, en México, uno de los países con la mayor tasa de asesinatos de periodistas. ¿Conoce este caso? ¿Cuáles son las implicaciones de que México sea un país tan peligroso para los periodistas?

VALERIA LUISELLI: Sí, por supuesto que supimos de este caso como cada semana prácticamente sabemos de un caso más de un periodista asesinado. Hace un par de semanas fue en Chihuahua, esta semana en La Paz; Veracruz es uno de los estados digamos más infestados por el cáncer de los carteles y de un gobierno local profundamente corrupto. Por suerte, fue aprehendido por fin Duarte, el ex gobernador del Estado, un criminal absoluto. Pero lo que sucede en México es que en algún momento nos quedamos sin ley, o hay leyes pero las leyes no se aplican, y hay un grado de impunidad a todos los niveles, sobre todo los niveles más altos, que hace que el país simplemente no pueda salir de donde está, estamos como atorados en un ciclo infernal desde hace años, básicamente desde que entró Calderón y declaró la guerra del narco. No hemos podido salir de ahí. Y no se ve claro cuándo podremos salir de ahí, no se ve claro cómo rearmar un país en donde se perdió el ejercicio básico de la ley.

AMY GOODMAN: ¿Y cómo cree que las políticas de Estados Unidos afectan a México?

VALERIA LUISELLI: Siempre. No solo somos los vecinos de Estados Unidos, sino que tradicionalmente, el involucramiento de EE.UU. con los países en el mundo, pero, para hablar solo de América Latina, ha sido muchas veces un involucramiento muy nocivo. En cada golpe de Estado, en cada gobierno militar asesino, en cada, digamos, desastre y principio de derrumbe de procesos democráticos, ha estado detrás la CIA. Esto no me lo estoy sacando de la manga: si revisas, por ejemplo, la guerra civil en El Salvador, estaba la administración de Reagan detrás, básicamente, de financiar al gobierno militar que después masacró a su gente y que fue responsable de que tuviera que irse casi un quinto del país afuera de El Salvador huyendo de un gobierno militar que los estaba asesinando.

Las dictaduras en el Cono Sur, los golpes de Estado, la situación en Colombia… Yo cada vez que leo un periódico donde –últimamente, por ejemplo–, dicen que la CIA se quiere comprometer más a fondo con la guerra contra las drogas en México; espero realmente que no, que se mantengan lejos y fuera porque es el principio del final, si la CIA empieza a financiar. No es que no los estén financiando ya.

Entonces, bueno, el involucramiento de Estados Unidos es profundo, y parte de lo que argumento en “Tell me how it ends” (Los niños perdidos) es que tiene que haber una admisión de responsabilidad histórica compartida entre Estados Unidos, México, y los países del Triángulo del Norte. No tiene toda la culpa Estados Unidos, por supuesto: ahí está México con su incapacidad de gobernarse a sí mismo siquiera, y digamos, el desastre que permitió el gobierno mexicano con el poder que ahora tienen los carteles de droga, y por supuesto, los gobiernos del Triángulo del Norte, que son igualmente corresponsables de todo lo que está sucediendo. La cuestión es que haya una admisión de responsabilidad histórica y actual con lo que está sucediendo.

AMY GOODMAN: ¿Ha fortalecido Trump a Peña Nieto ante los ojos de los mexicanos, o lo ha debilitado? Peña Nieto ha dicho que no va a financiar el muro, pero recibió a Trump cuando este era candidato, lo que según muchos hizo que Trump fuera visto como alguien que tenía el potencial de ser presidente, porque tuvo esta oportunidad de reunirse con un jefe de Estado extranjero. Esa noche Trump fue a Phoenix (Arizona), y dio uno de los discursos más racistas en contra de los inmigrantes de su campaña.

VALERIA LUISELLI: Sí, Peña Nieto es insalvable, en el sentido de que yo creo que ningún presidente mexicano ha tenido tan poco apoyo ciudadano, y no lo merece. Yo creo, francamente, que Peña Nieto debería estar en la cárcel, no por lo que ha hecho y no ha hecho durante su presidencia, sino por las atrocidades de Atenco cuando él era gobernador en el Estado de México. Pero bueno, más allá de eso, sí puede que hasta cierto punto Peña Nieto haya recibido apoyo en algunas de sus posteriores reacciones a las declaraciones de Trump sobre el muro, porque en efecto, salió a defender la dignidad bastante rota de México y a decir que los mexicanos no pagarían por el muro. Pero como bien dices, ya había recibido antes a Trump por órdenes o por plan de [Luis] Videgaray, que era su ministro de economía en ese momento. Eso fue una gran derrota para los mexicanos, es decir, que nuestro presidente hiciera más presidenciable a un candidato que nos había humillado constantemente durante toda su campaña y que luego, esa noche, efectivamente, fue a Arizona y dio uno de los discursos más violentos y humillantes para los mexicanos. Por suerte, le queda muy poco tiempo a Peña Nieto. No es que tengamos muchas buenas opciones visibles enfrente.

AMY GOODMAN: Finalmente, su libro anterior era de ficción, ahora ha pasado a escribir no ficción. ¿Por qué?

VALERIA LUISELLI: Bueno, yo empecé como escritora de no ficción. Mi primer libro, que se llama Papeles falsos en español y “Sidewalks” en inglés, es un libro de ensayos sobre la extranjería, los exilios, los desplazamientos, la traducción precisamente… Solo que es un libro mucho más lírico, un ensayo mucho más lírico, una aproximación a escritores exiliados, a procesos lingüísticos en poemas de escritores bilingües o trilingües; es una cámara distinta a un problema de algún modo compartido. Luego, este libro también tiene algún precedente en mi carrera como escritora, como académica, como estudiante. Mi tesis de licenciatura –yo estudié en la UNAM en México, antes de venir a estudiar un doctorado aquí en Columbia–, y en la UNAM en México me licencié con una tesis de licenciatura sobre migración precisamente, era una crítica bastante mal escrita a John Rawls, desde el punto de vista de la inmigración ilegal. Entonces, bueno, desde entonces –tenía veinte o veintiún años cuando escribí esa tesis–, el tema de la inmigración me apasionaba y me ocupaba. Y este libro, de algún modo, es un desarrollo natural de muchos procesos distintos que he ido trabajando y desarrollando a lo largo de mi vida.

AMY GOODMAN: Quiero agradecerle por estar con nosotros. Valeria Luiselli, escritora galardonada. Su último libro se titula Los niños perdidos: un ensayo en 40 preguntas. Entre sus libros anteriores se encuentran: Papeles Falsos, Los ingrávidos y La historia de mis dientes.

 

Última Actualización: Mayo 01 de 2017
Fuente: www.democracynow.org

Trump Retira Solicitud De 1.400 Millones De Dólares Para Pagar Muro Fronterizo

Miércoles, abril 26th, 2017
 Trump Retira Solicitud De 1.400 Millones De Dólares Para Pagar Muro Fronterizo

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, abandonó la solicitud para que un proyecto de ley del gobierno destine 1.400 millones de dólares para la construcción del muro fronterizo. El gobierno enfrenta la posible amenaza de una paralización gubernamental si no se llega a un acuerdo de financiamiento antes de que finalice esta semana.

Durante su campaña, Trump prometió que México pagaría por la expansión del muro fronterizo. Estas son las palabras del portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, el lunes.

Sean Spicer: “Miren, están negociando actualmente y tenemos la confianza de que entienden cuáles son las prioridades del presidente y de que llegarán a un acuerdo antes del viernes… Jim, creo que el presidente dejó muy en claro que en un principio necesitamos asegurar los fondos. Y tiene que haber varios mecanismos para asegurarnos de que eso suceda. Los fondos llegarán a su debido tiempo. ¿Alexis?”

Periodista: “Pero ésta es una promesa que el presidente hizo durante su campaña…”

Sean Spicer: “Entiendo eso, pero también dijo…”

Periodista: “Que México pagaría el muro. Ahora estamos hablando de paralizar el gobierno a causa del muro”.

Se espera que Trump anuncie su proyecto fiscal hoy miércoles 25 de abril, que incluiría un plan para recortar los impuestos empresariales del 35 por ciento a un mero 15 por ciento. Si se aprueba, el recorte fiscal podría reducir significativamente los fondos gubernamentales que se destinan a programas públicos clave. Los demócratas se comprometieron a no trabajar con el presidente Trump en torno a un nuevo plan fiscal hasta que publique sus declaraciones de impuestos.

Última Actualización: Abril 26 de 2017

Fuente: www.democracynow.org

Donald Trump Firma Orden Para Reformar Visas De Trabajo en Estados Unidos

Viernes, abril 21st, 2017
 Donald Trump Firma Orden Para Reformar Visas De Trabajo

El presidente de los Estados Unidos Donald Trump firmó una nueva orden ejecutiva para realizar cambios al programa de visas de trabajo H-1B, para trabajadores altamente calificados.

Mediante esta orden ejecutiva se pide a los Departamentos de Seguridad Nacional, Justicia y Trabajo revisar el programa federal, generar nuevas regulaciones que ayude a evitar el fraude y abuso en inmigración con el propósito de favorecer a los trabajadores estadounidenses.

Básicamente el objetivo del decreto “Comprar estadounidense, contratar a estadounidenses” es disminuir la cantidad de visas para empleados extranjeros y lograr que las dependencias del gobierno contraten más productos y servicios de empresas y trabajadores del país.

Compartimos el vídeo del canal de YouTube Noticias al Momento que amplia la información sobre esta nueva orden ejecutiva.

Antes de firmar la orden, Trump subrayó que el objetivo es evitar que las empresas del país desplacen trabajadores estadunidenses y contraten a extranjeros por salarios más bajos.

Esto tiene que parar. Durante mucho tiempo, los trabajadores estadounidenses han pedido reformas para poner fin a estos abusos con visas, y este día sus peticiones están siendo escuchadas por primera vez, señaló el gobernante desde Milwaukee, en el estado de Wisconsin.

El plan de Trump es reformar el programa H-1B, que asigna de manera aleatoria 85 mil visas anuales a inmigrantes altamente calificados, principalmente en las disciplinas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, para laborar en las grandes empresas cibernéticas del país.

En líneas generales, la Casa Blanca plantea que las visas sean entregadas a los solicitantes más calificados con los más altos salarios, siempre que su llegada no desplace a un trabajador estadounidense.

Aun antes de la implementación de los cambios, Estados Unidos registró este año la primera disminución en un quinquenio de solicitantes de la visa H-1B, al pasar de 236 mil en 2016 a 199 mil en 2017, después de que la administración Trump anunciara acciones para evitar fraudes relacionados con este documento.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS)
revisará con mayor rigor a los peticionarios de la H-1B y los lugares donde laboren los beneficiarios, para confirmar que no desplacen trabajadores estadounidenses.

La agencia federal se concentrará por ello en casos en los que USCIS no puede validar la información empresarial básica del empleador a través de los datos disponibles comercialmente.

De la misma forma, la USCIS revisará a los empleadores dependientes de trabajadores H-1B, es decir aquellos que tienen una alta proporción de este tipo de empleados respecto a los estadounidenses.

La agencia también revisará los casos de empleadores que solicitan empleados H-1B y que trabajan fuera del predio en otra localidad de la compañía u organización.

La USCIS creó además una dirección de correo electrónico que permitirá que las personas que sospechen ser víctimas de fraude, enviar confidencias, alegadas violaciones y cualquier otra información relevante sobre posible fraude o abuso del programa H-1B.

Última Actualización: Abril 21 de 2017
Fuente: YouTube Noticias al Momento

¿Cómo Funcionan Los Operativos De ICE Para Detener a Inmigrantes En Las Cortes?

Lunes, abril 17th, 2017
 ¿Cómo Funcionan Los Operativos De ICE Para Detener a Inmigrantes En Las Cortes?

Compartimos el video del canal de YouTube Univision 34 Los Ángeles, donde la abogada Noemí Ramírez explica cómo se están llevando a cabo estos operativos y las consecuencias que esto tiene para la justicia, como los inmigrantes desisten de ir a las cortes a testificar o cumplir cualquier otro procedimiento judicial por miedo a ser detenidos..

.

Última Actualización: Abril 17 de 2017
Fuente: YouTube Univision 34 Los Ángeles

Juez Federal Prolonga Suspensión De Medidas Migratorias De Trump

Viernes, marzo 31st, 2017
Juez Federal Prolonga Suspensión De Medidas Migratorias De Trump

Un juez federal de Hawái asestó un nuevo golpe el miércoles contra el intento del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de prohibir el ingreso de refugiados y pasajeros de seis países con mayoría musulmana. El juez de distrito Derrick Watson prolongó una medida nacional de suspensión de la orden ejecutiva de Trump que pretende prohibir el ingreso a Estados Unidos de ciudadanos de Irán, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen durante 90 días y de todos los refugiados por 120 días.

En su fallo, el juez Watson sostuvo que la orden ejecutiva de Trump contradice la Cláusula de Establecimiento de la Primera Enmienda, que prohíbe discriminar por motivos religiosos.

 
Última Actualización: Marzo 31 de 2017
Fuente: www.democracynow.org

Donald Trump…“la Inmigración es un Privilegio, y No un Derecho”

Viernes, marzo 17th, 2017
Donald Trump...“la Inmigración es un Privilegio, y No un Derecho”

Tras la visita de la Canciller Alemana, Angela Merkel, el presidente de los Estados Unidos Donald Trump en rueda de prensa aseguro que la “inmigración es un privilegio, no un derecho y la seguridad de nuestros ciudadanos debe ser siempre lo primero sin cuestionamientos”.

Además afirmo que “También reconocemos que la seguridad migratoria es seguridad nacional. Debemos proteger a nuestros ciudadanos de aquellos que tratan de difundir el terrorismo, el extremismo y la violencia dentro de nuestras fronteras”.

 

 

Última Actualización: Marzo 18 de 2017
Fuente: YouTube afpes

Por Segunda Vez Juez Suspende Orden Migratoria de Donald Trump

Viernes, marzo 17th, 2017
Por Segunda Vez Juez Suspende Orden Migratoria de Donald Trump

El pasado miércoles 15 de marzo, a pocas horas de que la nueva prohibición migratoria de Trump entrara en vigencia, un juez federal de Hawái emitió una orden de suspensión nacional contra la orden ejecutiva que hubiera prohibido temporalmente el ingreso a Estados Unidos de refugiados y ciudadanos de seis países con mayoría musulmana. Un juez federal de Maryland también puso en suspenso parte de la prohibición migratoria, en lo que fue un segundo golpe legal contra la orden ejecutiva de Trump. El miércoles pasado, el fiscal general de Hawái, Doug Chin, celebró el fallo del juez federal hawaiano, Derrick Watson.

Doug Chin afirmó: “Esta es la principal razón por la que Hawái presentó la demanda, porque es algo que realmente nos afecta en lo más profundo. Si tenemos una orden que nos retrasa medio siglo, a una época en la que había discriminación según el país de origen o la religión de las personas, debemos expresarnos en su contra”.

Esta es la segunda vez que las órdenes ejecutivas del presidente Trump para prohibir el ingreso de refugiados y ciudadanos de países con mayoría musulmana fueron impugnadas en los tribunales. El miércoles, el presidente Donald Trump criticó el fallo de Hawái.

Donald Trump sostuvo: “Este fallo nos hace ver débiles, y por cierto, ya no lo somos. Créanme. Simplemente vean las fronteras. Lucharemos contra este terrible fallo, vamos a llevar este caso tan lejos como sea posible, incluso hasta la Corte Suprema”.

 

Última Actualización: Marzo 17 de 2017
Fuente: www.democracynow.org YouTube AGENCIA EFE

Niña Graba Cómo Agentes de Migración Arrestan a su Padre

Miércoles, marzo 15th, 2017
Niña Graba Cómo Agentes de Migración Arrestan a su Padre

En California, el estado con mayor población hispana en Estados Unidos, la comunidad está dando pelea en favor de los inmigrantes indocumentados. Casos como el video viral grabado por una adolescente durante el arresto de su padre, han dado pie a protestas diarias y cursos sobre los derechos en caso de enfrentarse a las autoridades migratorias.

Romulo Avelica Gonzales es el padre de Fatima Avelica una niña de 13 años que vivió en carne propia las consecuencias de las políticas migratorias del presiente Donald Trump.

Fátima se dirigía con su padre a la escuela cuando fueron requeridos por agentes migratorios, el padre de la menor fue detenido pues según informes tenía una condena por conducir borracho con una deportación pendiente desde 2014.

La pequeña hija grabo el arresto y lo subió a la red, lo que ha tenido el apoyo de toda california con protestas y cursos sobre derechos. La familia logro conseguir un abogado quien logró detener la deportación inmediata, pero aún permanece en un centro de detención.

 

Última Actualización: Marzo 15 de 2017
Autor: YouTube afpes

El Muro Invisible

Jueves, marzo 9th, 2017
El Muro Invisible

Queremos compartir con nuestros lectores el artículo “El Muro Invisible” escrito y enviado por la señora Rosmelis Contreras de Venezuela:

Pensar que un muro pueda dividir nuestras fronteras llena de angustia a mucha gente. Pero en lo particular, creo que, el problema no es Trump ni el muro. Cada quien tiene derecho dentro de sus fronteras a hacer lo que considere necesario para garantizar seguridad a sus ciudadanos. Total, ¡siempre ha habido un muro! todas las fronteras tienen un muro, solo que es invisible, pero tiene nombre, son ¡Las Leyes! Se supone que están allí y deben respetarse, pero cometemos el abuso de transgredirlas, tal cual muro invisible. Todo lo que se haga de manera ilegal, debe tener consecuencias negativas, pero en nuestros países latinos estamos acostumbrados a transgredir, justificados por “buenas causas”: me como la luz roja, porque del otro lado no viene carro, soborno a un funcionario para tener un documento más rápido, cruzo la frontera porque quiero una vida mejor, etc., y creemos que eso le da legalidad.

Estos días escuchaba a una señora decir en una entrevista en la televisión: “los latinos somos necesarios en Estados Unidos porque ¿quién trabajará en los restaurantes, quién limpiará sus baños, quién cortará su grama, quién cuidará a sus hijo?…” Todo trabajo es digno, pero ¿este es el concepto que tenemos de nosotros? Si es así, no nos ofende el Sr. Trump, nos ofendemos nosotros mismos.

Nadie deja las puertas de su casa abiertas, porque entrara gente con buenas intenciones, pero probablemente también entraran aquellos que buscan un fin sin importar los medios. Y la realidad es que, a Estados Unidos ha entrado gente que ha hecho mucho daño. La situación de nosotros los venezolanos ha sido muy difícil, nos convertimos en migrantes a fuerza, y muchos países latinos nos han cerrado puertas y tratado como delincuentes en los aeropuertos, con solo la sospecha de tener la intención de ser más que un turista, entre ellos, México, por eso me parece algo hipócrita su posición de víctima. Pero están en su derecho, a ningún país le gusta que lo invadan extranjeros, bueno solo a nosotros que como venezolanos convivimos con españoles, portugueses, italianos, chinos, árabes y colombianos que llegaron a nuestras tierras en épocas de bonanza y a quienes recibimos de brazos abiertos y orgullosamente hoy día son parte de nuestras raíces, hicieron fuerte nuestra economía y con sus genes aportaron a la belleza de nuestras mujeres.

Nos enorgullecemos de ser latinos, pero aún en circunstancias más o menos favorables en nuestros países, pensamos que Estados Unidos es el mejor lugar para vivir, lo que parece algo incongruente. Más aún, si lo miro como venezolana, cualquier país latinoamericano, salvo Cuba, es un ¡paraíso! tener la libertad de expresarse, de comprar alimentos y medicinas, adquirir con esfuerzo y trabajo un carro, una casa y de seguro, mayor seguridad que la tenemos hoy día en Venezuela, ¡son afortunados y no lo saben!. Por eso nos ven como locos emigrando hacia Argentina, Costa Rica, Uruguay, Ecuador, Perú, Chile, Panamá, México, Colombia, Brasil, etc.

Valoremos lo que tenemos en ¡Latinoamérica!, si Estados Unidos le coloca cemento y hierros al muro, para hacerlo tangible, asumamos nuestra cuota de culpa, no lo juzguemos, aceptemos que es su derecho, y si no estamos dispuestos a cumplir los trámites legales para permanecer allí, pues no merecemos estar, pero ¡no es el fin del mundo!, aquellos que mal que bien aún tienen el privilegio de un país con libertades, deben con toda dignidad volver sus miradas a casa, donde siempre serán hijos, y con ese mismo ímpetu con el que querían trabajar en el norte, de seguro podrán trabajar en la tierra que los vio nacer. Cuanto anhelan esto mis compatriotas, ¡volver a casa! nunca fuimos migrantes, amamos nuestro país.

Por: Rosmelis Contreras/ Venezuela

Última Actualización: Marzo 10 de 2017
Autor: Rosmelis Contreras – Venezuela