Archive for the ‘Espana’ Category

Somos Refugiados, Pero Podría Decirse Rechazados

Miércoles, julio 26th, 2017
Somos Refugiados, Pero Podría Decirse Rechazados

Cada minuto se producen 20 desplazamientos forzosos en el mundo. La guerra, la violencia, la persecución o la violación sistemática de los derechos humanos han obligado a 65,6 millones de personas a huir de sus hogares en 2016. Esta cifra representa 10,3 millones más que en 2015, período en el que el mundo pareció abrir los ojos ante el conflicto civil sirio, que para entonces ya sumaba cuatro años de escalada.

Irak, Afganistán, Yemen, República Democrática del Congo, República Centroafricana o Sudán del Sur también se suman a la lista de países en conflicto.

Mientras millones de personas arriesgan su vida en peligrosas travesías por tierra y mar, pagan desorbitadas cantidades económicas en busca de refugio o mueren en el intento, la comunidad internacional paree impasible ante la puesta en marcha de leyes, tratados y acuerdos internacionales sobre protección de refugiados.

(Así lo demuestra la historia de Marah Rayan, una joven refugiada palestina apátrida que fue criada en Siria hasta que tuvo que salir del país a causa de la contienda.)
Según Naciones Unidas, una persona apátrida es “aquella que no es reconocida por ningún país como ciudadano acorde a su legislación”, y cuyo marco legal se encuadra en la Convención sobre el Estatuto de los Apátridas de 1954 y en la Convención de 1961, ambas aprobadas por la Asamblea General de Naciones Unidas. Se trata de un limbo legal que afecta a unos diez millones de personas en el mundo.

La historia de Marah se remonta a 1948, cuando sus abuelos maternos y paternos salieron de Palestina para establecerse en Jordania y Siria respectivamente tras el primer conflicto árabe-israelí. Su madre adoptó la nacionalidad jordana, mientras que su padre permaneció como refugiado palestino apátrida en Siria sin ninguna posibilidad de reconocimiento debido a las leyes del país, condición legal que también adoptó Marah desde su nacimiento, y que comparten más de 5 millones de personas.

Tras haber vivido 13 años en Siria, tuvo que trasladarse a Jordania durante tres años por problemas familiares. “Después de este tiempo volví a Siria y solo seis meses después estalló la guerra en marzo de 2011”, cuenta Marah. “Todos sabíamos que algo iba a pasar en Siria. El presidente reprimió las manifestaciones”, explica refiriéndose a la ola de protestas en Oriente Medio y Norte de África en la Primavera Árabe, que se expandieron a suelo sirio.

“Entonces, nos mudamos a una zona residencial de Damasco donde se ubicaba una fábrica de alimentación. Eso era lo que todo el mundo creía antes de la guerra. Cuando estalló el conflicto, nos dimos cuenta de que realmente producía armamento biológico y que pertenecía al gobierno de Bashar al Assad”, continúa. Aquel enclave se encontraba a medio camino entre el frente del Ejército sirio y el de los rebeldes. “Estuvimos viviendo en la frontera de la guerra. Una vez el ejército sirio entró a mi casa y nos cogió como rehenes porque éramos civiles y pensaban que los rebeldes no iban a disparar. Lo que la gente no sabe es que a los rebeldes tampoco le importan los civiles, así que dispararon”, recuerda.
Marah cursaba estudios de Filología Inglesa e intentaba llevar una vida normal pese al conflicto. “Lo peor de la guerra es el silencio. No saber qué va a pasar. Se presentan cuestiones como volver de la universidad y no encontrar a tu familia o a tus amigos. Hay bombardeos, escasez de alimentos, cortes de electricidad…”.

En 2013, Marah solicitó una beca Erasmus para poder salir del país. “Llegué a España en septiembre y empecé a estudiar Comunicación Audiovisual en la Universidad de Salamanca”, cuenta. “Hablé con varios abogados para hacer reagrupación familiar, porque mi familia se encontraba en Suiza, pero esto no era posible”. Si la situación jurídica de los refugiados ya es complicada, la condición de apátrida de Marah dificulta el proceso legal para buscar su protección en España.

“Somos refugiados, pero podrían llamarnos rechazados”, dice Marah. “Desde las administraciones acorralan a los refugiados. Europa no quiere acoger, no quiere hacer nada, aún sabiendo lo que está pasando”, se queja. “Los refugiados sirios, palestinos, africanos, asiáticos o de cualquier lugar también son seres humanos y con cada uno hay una historia”.

Marah ha conseguido graduarse y elabora una plataforma para desmontar los prejuicios en torno a millones de niños y jóvenes refugiados, para que ellos mismos expliquen sus diferentes realidades, no sólo los medios de comunicación. Además, esta joven trabaja como intérprete voluntaria de español, árabe e inglés con Cruz Roja y ACCEM ONG. Sueña con convertirse en corresponsal y documentalista para poder contar las historias de aquellos que más lo necesitan y así acercar las realidades que conforman el mundo.

Sinay Sánchez
Periodista

Última Actualización: Julio 26 de 2017
Fuente: Centro de Colaboraciones Solidarias

Apoyemos a Los Refugiados Con La Campaña #SignAndPass

Jueves, julio 6th, 2017
Apoyemos a Los Refugiados Con La Campaña #SignAndPass

Cada día la guerra fuerza a miles de familias a huir de sus hogares, escapan de la violencia y la persecución, dejándolo todo atrás, Únete a la mayor iniciativa del mundo de apoyo a los refugiados. Firma y pásala. #SignAndPass

La Fundación FC Barcelona y ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, lanzan la campaña #SignAndPass para invitar al mundo entero a mostrar su solidaridad con los refugiados.

Al sumarte a #SignAndPass, aportas mucho más. Firmas la petición #ConLosRefugiados y te unes a un movimiento global, pidiendo a los dirigentes mundiales que hagan más para las familias forzadas a huir de sus hogares

Firma la petición AQUÍ y pásala.

La campaña y petición #ConLosRefugiados de ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, es una plataforma para que la sociedad pueda mostrar su solidaridad y empatía con las personas forzadas a huir.

#ConLosRefugiados anima a los Gobiernos a que actúen con solidaridad y responsabilidad compartida, llevando a cabo las siguientes peticiones:

  • 1. Garantizar que todos los niños y niñas refugiados tengan acceso a la educación.
  • 2. Garantizar que todas las familias refugiadas tengan un lugar seguro donde vivir.
  • 3. Garantizar que todos los refugiados puedan trabajar o formarse para adquirir nuevas competencias y así poder contribuir positivamente a sus comunidades.

 

En 2018 los líderes mundiales volverán a reunirse en la ONU para alcanzar un acuerdo sobre nuevas formas de responder a la crisis mundial de refugiados. Este acuerdo, llamado Pacto Mundial por los Refugiados, se centra en compartir las responsabilidades y reunir a todos los sectores de la sociedad para que muestren su solidaridad con los refugiados y haya un reparto equitativo para aliviar la presión soportada por los Estados que los acogen y afrontan solos la responsabilidad de los grandes desplazamientos forzados de población.

#ConLosRefugiados se mantendrá activa hasta la firma del Pacto Mundial.

Firma la petición AQUÍ y pásala.

Para mas información consulte:
–> ACNUR Agencia de la ONU para los Refugiados
–> www.signandpass.org/

Última Actualización: Julio 06 de 2017
Fuente: ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados Youtube ACNUR Comité Español  www.signandpass.org/

Refugiados – Lo Tenían Todo y Lo Han Perdido – Huellas Borradas

Sábado, julio 1st, 2017
Refugiados - Lo Tenían Todo y Lo Han Perdido - Huellas Borradas

Este documental grabado en Turquía, Grecia y la frontera de Macedonia recoge los testimonios de aquellos que tuvieron que huir de la guerra de Siria desplazados por la guerra. Recorremos con un punto de vista diferentes las atrocidades que dejaron atrás y el camino de intolerancia y desamparo que les proporciona Europa a las puertas de sus fronteras y en su propio territorio…

Última Actualización: Julio 01 de 2017
Fuente: Youtube Wolfix Productions

Niños Refugiados y Migrantes Que Viajan Solos Aumentan Cada Día

Martes, junio 13th, 2017
Niños Refugiados y Migrantes Que Viajan Solos Aumentan Cada Día

El número de niños refugiados y migrantes que viajan solos por el mundo casi se ha quintuplicado desde 2010, una cifra sin precedentes según un nuevo informe de UNICEF. Por lo menos 300.000 niños no acompañados o separados fueron registrados en 80 países en 2015 y 2016, frente a los 66.000 entre 2010 y 2011.

El informe “Ante todo son niños: Proteger a los niños refugiados y migrantes contra la violencia, el abuso y la explotación” presenta una visión mundial sobre la situación de los niños refugiados y migrantes, los motivos que les obligan a partir y los riesgos que enfrentan en el camino. El informe muestra que un número cada vez mayor de estos niños están tomando rutas altamente peligrosas para llegar a sus destinos, y que están a menudo a merced de contrabandistas y traficantes. Esta situación justifica claramente la necesidad de establecer un sistema de protección mundial para mantenerlos a salvo de la explotación, el abuso y la muerte.

“Un niño que se desplaza solo es ya una cifra excesiva y, sin embargo, ya hay un número asombroso de niños que están en esa situación; nosotros, como adultos, no les estamos protegiendo”, dijo el Director Ejecutivo Adjunto de UNICEF, Justin Forsyth. “Tratantes y traficantes despiadados están explotando su vulnerabilidad para su beneficio personal, ayudando a los niños a cruzar las fronteras sólo para venderlos como esclavos u obligándoles a prostituirse. Es inconcebible que no estemos defendiendo adecuadamente a los niños contra estos depredadores”.

El informe incluye la historia de Mary, una niña de 17 años de Nigeria que tuvo que enfrentarse personalmente al trauma de la trata durante su horrible viaje hasta Italia a través de Libia. Al describir al contrabandista convertido en traficante que se ofreció a ayudarla, afirmó: “Todo lo que dijo, que nos tratarían bien y que estaríamos a salvo, era falso. Era una mentira”. Mary estuvo atrapada por más de tres meses en Libia, donde sufrió abusos. “Me dijo que si no dormía con él no me traería a Europa. Me violó”.

Otras conclusiones clave del informe incluyen:

  • 200.000 niños no acompañados solicitaron asilo en unos 80 países en 2015-2016.
  • 100.000 niños no acompañados fueron detenidos en la frontera entre México y Estados Unidos en 2015-2016.
  • 170.000 niños no acompañados solicitaron asilo en Europa en 2015-2016.
  • Los niños no acompañados y separados representaron el 92% de todos los niños que llegaron a Italia por mar en 2016 y los primeros meses de 2017.
  • Los niños representan aproximadamente el 28% de las víctimas de la trata en todo el mundo.
  • África subsahariana y América Central y el Caribe registran la mayor proporción de niños entre las víctimas detectadas de la trata de personas, un 64% y un 62%, respectivamente.
  • Hasta un 20% de los contrabandistas tienen vínculos con redes de trata de seres humanos.

 

En vísperas de la Cumbre del G7 en Italia, UNICEF pide a los gobiernos que adopten su programa de acción de seis puntos para proteger a los niños refugiados y migrantes y garantizar su bienestar.

“Estos niños necesitan un compromiso real de los gobiernos de todo el mundo para garantizar su seguridad durante sus viajes”, dijo Forsyth. “Los dirigentes que se van a reunir la próxima semana en el G7 deberían encabezar este esfuerzo y ser los primeros en comprometerse con nuestro programa de seis puntos para la acción”.

El programa de UNICEF para la acción consiste en las siguientes medidas:

  • 1. Proteger a los niños refugiados y migrantes de la explotación y la violencia, especialmente a los niños no acompañados.
  • 2. Acabar con la detención de niños que buscan refugio o migran, introduciendo una serie de alternativas prácticas.
  • 3. Mantener la unión familiar como la mejor manera de proteger a los niños y darles un estatus legal.
  • 4. Mantener el acceso de los niños refugiados y migrantes a la educación y a servicios de calidad de salud y de otro tipo.
  • 5. Pedir que se tomen medidas sobre las causas subyacentes de los movimientos de gran escala de personas refugiadas y migrantes.
  • 6. Promover medidas para combatir la xenofobia, la discriminación y la marginalización en los países de tránsito y destino.

UNICEF también insta al público a que se solidarice con los niños desarraigados por la guerra, la violencia y la pobreza apoyando el programa de acción de seis puntos.

Descargar aquí el informe completo: https://www.unicef.org/publications/index_95956.html

Última Actualización: Junio 13 de 2017
Fuente: UNICEF

Basta De Excusas. No Más Barreras. Queremos Acoger ¡Ya!

Domingo, junio 11th, 2017
Basta De Excusas. No Más Barreras. Queremos Acoger ¡Ya!

La situación es insostenible. Estamos sufriendo, en pleno siglo XXI, la mayor crisis humanitaria de personas refugiadas y migrantes desde la Segunda Guerra Mundial. El número de personas que huyen de su país para salvar sus vidas por conflictos armados, vulneración de derechos, violencia y persecuciones, aumenta cada día. Ya son más de 65 millones en todo el mundo.

En 2016, 1.259.265 trataron de encontrar refugio en Europa solicitando protección internacional, de las cuales solo 15.755 lo hicieron en España. El mar Mediterráneo se ha convertido en la mayor vergüenza de Europa; en los últimos 17 años, 35.000 personas han perdido la vida en sus aguas, y solo desde 2016 lo han hecho casi 7.000, entre las que se encuentran niñas y niños que se han quedado sin futuro.

Y lo que es peor… nuestro Gobierno mira hacia otro lado, mientras estas muertes podrían haberse evitado si las personas hubiesen contado con vías legales y seguras para obtener protección.

Además, nuestras multinacionales, al igual que las de otras potencias mundiales, están también en el origen de las causas de estas migraciones forzosas: guerras provocadas por intereses económicos y energéticos, vulneración de derechos, esclavitud laboral…

Mientras tanto, ¿Qué hace Europa, ¿qué hace España? Lejos de dar una respuesta a favor de las personas, hemos blindado nuestras fronteras ante la llegada de miles y miles de personas buscando refugio, hemos endurecido las políticas de asilo para que cada vez sea más difícil acceder al derecho de protección internacional, y hemos apoyado acuerdos “ilegales” con terceros países no seguros, como Turquía o países africanos, para que sean éstos los que se encarguen de “gestionar” el futuro de millones de personas que huyen de la guerra o cuyas vidas corren peligro por algún tipo de persecución.

Personas cuyos derechos humanos están siendo reiteradamente vulnerados, primero en sus países de origen y luego cuando llegan al nuestro, a pesar de todas las leyes internacionales y declaraciones universales que obligan a España a ofrecer protección internacional. Vivimos una crisis del Estado de Derecho.

Para colmo, el Gobierno español tampoco está siendo capaz de cumplir sus propios compromisos. Miles de personas siguen esperando en campos de refugiados dentro y fuera de Europa, en condiciones infrahumanas, para ser acogidas.

En septiembre de este año finaliza el plazo para que España acoja a las 17.337 con las que se comprometió. Hasta hoy, solo hemos acogido al 7% de todas ellas. Un porcentaje vergonzoso que nos da el récord en la falta de cumplimiento del acuerdo respecto al resto de países europeos.

Además, las políticas de asilo españolas durante 2016 han limitado al máximo el derecho de asilo a miles de personas que no huyen del conflicto sirio, pero sí de otros, y que también sufren violaciones de sus derechos.

Ahora más que nunca, es necesario y urgente que toda la ciudadanía, colectivos, asociaciones, entidades y movimientos sociales salgamos a la calle para decir alto y claro lo que queremos.

  • Queremos una Europa Acogedora, NO una Europa Fortaleza.
  • Que se proteja el derecho a la vida y al refugio, NO que se vulneren los derechos de las personas que intentan llegar a nuestras fronteras huyendo de la muerte.
  • Que se acoja a estas personas cumpliendo con la legislación internacional y que no se incumplan los compromisos y obligaciones adquiridos. NO se puede expulsar a nadie a países no seguros.

 

Todas juntas exigimos que las personas que huyen de sus países sean tratadas según sus derechos y por tanto puedan solicitar la protección internacional que les corresponde en países como España, sin trabas y de forma efectiva.

  • Que España, y el resto de los países europeos, garantice para ello el acceso a unas vías legales y seguras, como corredores humanitarios o la posibilidad de solicitar asilo en embajadas.
  • Que España y el resto de gobiernos de la UE adopten medidas urgentes de acogida, y las apliquen de inmediato, haciendo especial hincapié en las necesidades especiales de protección de las personas en situación de vulnerabilidad como niños y niñas, mujeres y personas LGTBI.
  • Que la Unión Europea suspenda la firma y los acuerdos de control fronterizo, retorno y readmisión con países que no respetan los Derechos Humanos.
  • Que España y la UE lleven a cabo políticas de acogida que garanticen la dignidad y la inclusión de las personas refugiadas y migrantes.

 

Y por supuesto, que los gobiernos refuercen la cooperación al desarrollo para trabajar en las causas que provocan los desplazamientos de las personas refugiadas, para evitar que sigan huyendo.

Por todas estas razones, el próximo sábado 17 de junio, saldremos a la calle a mostrar nuestra indignación. Y a exigir al Gobierno de España, y a la UE en su conjunto, que no juegue con la vida de millones de personas y ofrezca unas políticas migratorias y de acogida que garanticen los derechos humanos.

Esta movilización ha sido convocada por más de un centenar de organizaciones y plataformas sociales, sindicales y políticas. Suma tu apoyo firmando el manifiesto.
Puedes contactarnos en Twitter y en esta dirección de correo electrónico: queremosacogerya@gmail.com

Última Actualización: Junio 10 de 2017
Fuente: www.queremosacogerya.org/

Nuevos Muros

Martes, mayo 16th, 2017
Nuevos Muros

El presidente Donald Trump sigue con su proyecto de sellar la frontera de Estados Unidos con México. El proyecto choca por su envergadura y por su flagrante hostilidad, pero en el fondo no es nada original: solo intenta completar las partes del muro que se inició en 1994 para impedir la entrada de inmigrantes procedentes de la frontera sur hacia territorio estadounidense. Ya está levantado en la frontera Tijuana–San Diego y hay algunos tramos más en los estados de Arizona, Nuevo México y Texas. En ese muro ya han muerto más de 3.000 inmigrantes ilegales desde 1994.

A su vez, en la Unión Europea, se han alzado más de 235 kilómetros de vallas en sus fronteras externas. Y en la actualidad hay al menos 70 muros en el mundo, más que en ningún otro periodo de la historia moderna.

Las autoridades británicas han levantado desde hace décadas kilómetros de muros y alambradas que separan las comunidades protestantes de las católicas, históricamente irreconciliables, en Irlanda del Norte. Los muros todavía permanecen en pie.
Israel levanta un muro de hormigón y alambradas de más de 720 kilómetros en torno a Palestina, con enormes consecuencias para la población local, que sufre el bloqueo internacional de alimentos y otros recursos básicos.

Numerosos inmigrantes han intentado alcanzar el sueño europeo saltando las vallas que separan las ciudades de Ceuta y Melilla de Marruecos y que son vigiladas noche y día por patrullas policiales a ambos lados de la frontera. Alrededor de esas ciudades españolas se levantan campamentos repletos de subsaharianos a la espera de una oportunidad para poder sortear el último escollo antes de alcanzar su sueño.

La zona desmilitarizada que separa las dos Coreas a lo largo del paralelo 38 divide, desde hace más de medio siglo, ambos países mediante un muro natural de 250 kilómetros de largo por cuatro de ancho, que ha dado lugar a un pequeño ecosistema sin injerencia humana.

Desde finales de los 80, India y Pakistán han levantado un muro de más de 1.000 kilómetros de distancia de los 3.000 que tienen de frontera, con el objetivo de mantener a raya al enemigo y evitar posibles injerencias territoriales.

El muro marroquí, un conjunto de ocho construcciones fronterizas, separa a lo largo de más de 2.500 kilómetros el Sáhara occidental, territorio con esperanzas independentistas, del resto de Marruecos: alambradas, fosas, búnkeres y campos de minas impiden a los refugiados moverse con libertad.

Afganistán y Pakistán han levantado barreras a lo largo de su frontera para limitar el movimiento de combatientes islamistas radicales y talibanes entre ambos países. Arabia Saudí construye el interminable muro de más de 9.000 kilómetros de longitud a lo largo de todas sus fronteras, que limitan con hasta ocho países, para proteger la producción petrolífera y evitar la entrada y salida de terroristas, en especial en las fronteras con Yemen e Iraq.

También se están levantado barreras en las antiguas repúblicas soviéticas de Uzbekistán y Kirguizistán ante la amenaza del islamismo radical. La frontera entre Uzbekistán y Afganistán tiene una cerca electrificada con 380 voltios, que se unen a los 1.100 kilómetros de alambres de púas que separan a este país de Kirguistán. Con Tayikistán, a lo largo de 1.500 kilómetros de longitud, la barrera de alambre de púas está reforzada por campos de minas antipersonales.

Un muro de hormigón y acero levantado por Egipto a lo largo de su frontera con Gaza de entre 15 y 20 kilómetros, 25 metros sobre el suelo y tres bajo tierra, para luchar contra el contrabando y el tráfico de armas que abastecía a la guerrilla de Hamas, solo ha impedido el abastecimiento de alimentos y medicinas para el pueblo palestino.

En el sur de África el gobierno de Botsuana construyó con alambre de púas a partir del año 2003 una valla de separación con Zimbabue para impedir la propagación de la fiebre aftosa entre el ganado. La valla, que no se llegó a electrificar, tiene dos metros y medio de altura y se extiende a lo largo de unos 500 kilómetros, y sigue allí dividiendo a los dos pueblos.

Muros, vallas, cercas y alambras nos dividen y separan, haciendo más injustas las relaciones entre nuestras sociedades. En la actualidad se ha agravado la brecha entre ricos y pobres en la que los muros permiten taponar las exigencias, frenar los anhelos y detener los sueños de mejores perspectivas de vida.

Herminio Otero Martínez
Periodista. Revista A Vivir
Twitter: @Tel_Esperanza

Última Actualización: Mayo 16 de 2017
Fuente: www.ccs.org.es Herminio Otero Martínez

Los Traficantes No Son Humanos son Monstruos

Sábado, mayo 13th, 2017
Los Traficantes No Son Humanos son Monstruos

Compartimos el video del canal de YouTube UNICEF Comité Español quienes relatan como Sham y su familia huyeron de la guerra en Siria y pagaron a los traficantes en Libia para cruzar el mar. Pero ni en sus peores pesadillas imaginaron cómo terminaría su huida en busca de seguridad. Son 849 muertos, 150 niños en los últimos 4 meses al tratar de cruzar el mar de Italia.

Última Actualización: Mayo 13 de 2017
Fuente: YouTube UNICEF Comité Español

El Asilo es de Todos. Política Migratoria y de Refugio de la Unión Europea

Jueves, mayo 11th, 2017
El Asilo es de Todos. Política Migratoria y de Refugio de la Unión Europea

Compartimos el vídeo de la exposición de Nabil Sayed Ahmad Beiruti quien habla de la Política migratoria y de refugio de la Unión Europea y sus consecuencias sobre las personas, las familias y la propia sociedad europea en la mesa redonda “El Asilo es de Todos. Movimientos Forzosos de Población y Solidaridad Internacional” organizado por el Centro de Iniciativas de Cooperación al Desarrollo (CICODE), la Fundación para la Cooperación APY – Solidaridad en Acción, el Comité español de ACNUR y financiado por la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional al Desarrollo (AACID).

 

Última Actualización: Mayo 11 de 2017
Fuente: YouTube Centro de Iniciativas de Cooperación al Desarrollo (CICODE).

Cuando los Menores Inmigrantes Cumplen 18 Años

Lunes, marzo 27th, 2017
Cuando los Menores Inmigrantes Cumplen 18 Años

Hay una cosa de la que Marouan se acuerda muy bien. “El día que cumplí los 18 años me llamó el director del centro. Me preguntó adónde quería ir. Lo que había escuchado de Madrid me gustaba, así que le respondí que a la capital. Me pagó el billete de barco y de autobús y… adiós”.

Cuando somos adolescentes trepamos con desesperación los últimos años de la minoría de edad, deseando que pasen rápido para cumplir los 18 cuanto antes. Queremos el carné de conducir, comprar alcohol y tabaco, irnos de casa, trabajar. Sabemos que al otro lado de la frontera de los 18 hay una vida adulta que nos espera con los brazos abiertos. Y, si nos caemos, volvemos a casa y ya lo intentaremos más adelante.

Pero pon que no eres español. Que no tienes una casa a la que volver ni unos padres que te perdonen el arranque de independencia.

Marouan llegó a España con 16 años. Se sentía un hombre adulto y dejó a su familia en Marruecos. Pasó a Ceuta jugándosela con alguna triquiñuela ilegal que prefiere no contar.

Como nosotros a esa edad, se sentía mayor, pero en realidad no lo era. Un policía le llevó al Centro de Menores de La Esperanza y allí le trataron bien. “En el centro había muy buenas condiciones. Había tres turnos de tutores: mañana, tarde y noche”, recuerda. Podía hacer cursos de formación, aprender español, comer caliente, meterse en su cama por las noches. Incluso le dieron los papeles para residir legalmente en España.

Y así pasan dos años, hasta que llega el día de su 18 cumpleaños y le regalan un billete a Madrid. Hizo las maletas, se despidió de sus amigos del centro y se fue de allí tan solo como había llegado. En Madrid, al menos, tenía un amigo al que llamar.

Según la Fiscalía General de Estado, en 2015 había en España 3.341 menores tutelados por la Administración, fecha de los últimos datos disponibles. Todos ellos son MENA, acrónimo para Menores Extranjeros No Acompañados. Les llamamos MENA y parece que, bajo ese nombre, no son nada en concreto, que son diferentes a nosotros. Cuando, en realidad, todos hemos sido menores, a veces hemos estado no acompañados y en muchas ocasiones nos hemos sentido extranjeros.

Existen diversas organizaciones sociales acreditadas, algunas de ellas religiosas, que ayudan a las personas que caen por el barranco del primer día de su mayoría de edad. Ganan la nacionalidad pero la administración se desentiende de lo que les pase una vez llegan a la mayoría de edad.

“No hay ninguna villa tan hermosa y oportuna”, decía Lope de Vega sobre Madrid. Para Abdel, en cambio, en cuanto se acabó la semana en que su amigo le dejó quedarse en su casa antes de marcharse a Alemania, se quedó en la calle. “Dormía debajo de un puente, en una chabola… me buscaba la vida. Vivir en la calle es bastante jodido. Cada día empiezas de cero, no sabes dónde dormirás o ni siquiera qué vas a comer”. Y así pasó cuatro meses, inoportunos y en absoluto hermosos.

La casa es amplia. Tiene tres habitaciones con dos camas en cada una. Lo primero en lo que uno se fija al llegar es lo limpio y cuidado que está pese a que en su interior viven cuatro adolescentes. Lo segundo es el vacío de pertenencias y objetos personales. Una mochila. Algo de ropa. Útiles de aseo. Un juego de mecánica de uno de los chicos. Una sola fotografía en toda la casa. El tono impersonal del piso les recuerda que, aunque ahora tienen donde dormir, esta tampoco es su casa. En cuanto tengan un contrato de trabajo estable tendrán que irse también de allí.

Donde la administración se retira, las asociaciones hacen lo que pueden. Una de ellas, Cepaim, gestiona el piso en el que ahora vive Marouan. Sus compañeros de piso son Sheikh y Nazmul, dos jóvenes de Bangladesh. Sheikh llegó en avión, pero Nazmul pagó a una mafia para que le trajera. Ambos llegaron a España siendo menores de edad.

Marouan, Abdel, Sheikh y Nazmul comparten un rato en el salón del piso. Abdel descansa en el sofá. “No pienso en volver a Marruecos”, dice. “Ahora solo pienso en trabajar”. Los otros tres chicos, a su lado, asienten con la cabeza.

Ignacio Marín y Héctor Millano
Fundación PorCausa

Última Actualización: Marzo 27 de 2017
Fuente: Centro de Colaboraciones Solidarias

Immigration Enforcement in Schools, Churches, and Courts: What the Government Can (and Can’t) Do

Martes, febrero 28th, 2017
 Immigration Enforcement in Schools, Churches, and Courts: What the Government Can (and Can’t) Do

 

Following the release of President Trump’s immigration enforcement executive orders and implementation memos, and the recent arrest of a transgender domestic violence victim at a courthouse in El Paso, Texas, there has been widespread confusion about where immigration enforcement can and cannot take place.

Questions and concerns stem from the Department of Homeland Security’s (DHS) written policies regarding “sensitive locations,” which state that “enforcement actions at sensitive locations should generally be avoided, and require either prior approval from an appropriate supervisory official or exigent circumstances necessitating immediate action.”

DHS has stated that the sensitive locations guidance remains in effect and has not changed. But elected officials and community organizations, as well as immigrant and domestic violence advocates, have publicly questioned this assertion—pointing to the courthouse arrest and incidents near churches.

Memoranda from DHS component agencies Immigration and Customs Enforcement (ICE) in 2011 and Customs and Border Protection (CBP) in 2013, along with FAQs currently posted on both the ICE and CBP websites, define applicable enforcement activities as “any action taken by ICE or CBP to apprehend, arrest, interview, or search an individual, or to surveil an individual for enforcement purposes.” Sensitive locations covered by the guidance include, but are not limited to:

  • schools (such as licensed daycares, pre-schools, or other early learning programs; primary, secondary, and post-secondary schools including colleges and universities; education-related events and activities; and marked school bus stops when children are present);
  • medical treatment and health care facilities (such as hospitals, doctors’ offices, accredited health clinics, and urgent care facilities);
  • places of worship (such as churches, synagogues, mosques, and temples);
  • religious or civil ceremonies or observance (such as funerals and weddings);
  • during a public demonstration (such as a march, rally, or parade).

Notably, until this month both FAQs stated that while courthouses are not considered sensitive locations under the guidance, enforcement actions:

“will only be executed against individuals falling within the public safety priorities of DHS’s immigration enforcement priorities set forth in the November 20, 2014, memorandum from Secretary Johnson… Such enforcement actions will, absent exigent circumstances, not lead to arrest of non-targeted individuals and will, wherever practicable, take place outside of public areas of the courthouse.”

As of February 24, this clarification is only listed on CBP’s website. Advocates have pushed for years to include courthouses as sensitive locations, citing demonstrated concerns that the presence of immigration officials has a chilling effect on immigrants’ willingness to participate in the judicial system—including reporting crimes and providing testimony. Just this week, Representatives Val Demings (FL-10) and Kathleen Rice (NY-04) circulated a letter to congressional colleagues, calling for courthouses to be safe for victims of crimes. Reps. Demings and Rice stated:

“Unfortunately, these recent actions only encourage fear and run counter to decades of work to build relationships between law enforcement and victims of violent crime. We respectfully urge you to issue guidance making clear to ICE officers, special agents, and attorneys that victims of crimes should have no fear of seeking justice in our court systems.”

Community groups point out that the new enforcement regime under the Trump administration has also made students more fearful of attending school. Local officials throughout the country have pushed for greater assurance that schools remain off-limits for immigration activities. On Feb. 21, Chicago Public Schools Chief Education Officer Janice Jackson instructed school principals to keep immigration agents outside of schools and not to share student records.

Public school officials in at least seven other states have issued similar instructions or passed resolutions reaffirming their commitment to protect students. To date, school districts in Austin and Houston, Texas; Denver, Colorado; Pittsburgh, Pennsylvania; Eugene, Oregon; Los Angeles, California; and Santa Fe, New Mexico have affirmed their support for students and families facing a new reality under Trump.

As the Trump administration continues pushing drastic changes in immigration enforcement, it is clear that states, localities, and organizations are tracking the government’s actions and will continue to expose violations and take steps within their power to protect all members of the nation’s communities.

Publication Date: February 28 2017
Source: http://immigrationimpact.com