logo
  Bajar Formularios bajar formularios Últimas Noticias ultimas Estado del Caso Estado del caso RSS rss  
  Portada > Política Actual y Opinión > Carta Abierta para un Inmigrante Deportado
 


Carta Abierta
para un Inmigrante
Deportado

Por: Manuel R Villacorta O.
Manuelvillacorta@yahoo.com


"No se triunfa celebrando los éxitos, se triunfa superando los fracasos"
Orison S. Marden


Tiempo atrás tuviste la idea de dejar tu patria. Esta fué creciendo hasta convertirse en una decisión irreversible. Decidiste viajar a Estados Unidos para buscar un mejor futuro. Tus planes eran llegar allá, trabajar mucho, ahorrar dinero y quizás, retornar a tu país para montar un buen negocio. O probablemente pensaste en quedarte a vivir definitivamente en Estados Unidos para luego integrar a tu familia en esa nueva vida. Otros casos de amigos o familiares te habían servido de ejemplo, pensaste: "si otros lo hicieron y lo lograron ¿por qué yo no podría hacerlo también?".

Pero hoy todos esos deseos tan importantes en tu vida se han frustrado. Te detuvo "la migra", te pidieron tus datos, registraron tus huellas digitales y enfrentaste la deportación.

"La migra" te ha sacado de Estados Unidos y te envía de nuevo a tu país, al lugar donde naciste. Estas pasando por una nueva fase en tu vida y debes saber como enfrentarla.
  
Quizá sientas una profunda decepción. Pensarás que la vida es injusta, que después de un esfuerzo verdaderamente grande, todo se derrumba. Ciertamente estás pasando por una de las más complicadas experiencias de tu vida. Pero esos sentimientos que hoy posees son normales. Debes saber que inmigrantes han existido desde tiempos muy antiguos, y millones de ellos han pasado exactamente por la misma situación que hoy pasas. Y créelo, miles o millones de nuevos inmigrantes vivirán en algún momento de sus vidas esta misma experiencia.

Lo que caracteriza a los inmigrantes es su gran valor, su fuerza de voluntad, su coraje, su decisión, su capacidad para enfrentar retos y situaciones difíciles para siempre persistir. El inmigrante es sinónimo de resistencia.

A pesar del difícil momento que estás viviendo, no dudes nunca en tí, de tus grandes valores y de tu probada capacidad para volver a conseguir tus objetivos. Deja ahora que el tiempo transcurra, cada día que pase, irás sintiendo mayor alivio, e irás recuperando fuerzas para continuar con tus anhelos y seguirás siempre planteándote metas, porque tu deseo de conquista, tu lucha por superarte está clavado en tu corazón y en tu mente, eres del tipo de personas que no se doblega facilmente.
  
Dependiendo del tiempo que estuviste ausente de tu país, así habrás de ver y sentir los cambios. Es muy posible que experimentes un impacto grande, especialmente cuando compares Estados Unidos -un país muy desarrollado- con el tuyo, un país pobre, plagado de problemas y necesidades. Pero es la realidad y tu inteligencia te hará comprender eso de inmediato.

Pero el aspecto más difícil que vivirás se relaciona con el empleo, debes prepararte para vivir una realidad diferente, pero que será temporal si así te lo propones, para luego volver a triunfar. En Estados Unidos el empleo se consigue más fácilmente y el salario es mucho mayor. En tu país hacen falta oportunidades de trabajo y los salarios -cuando se tienen- son muy bajos. Tendrás que volver a buscar un sitio para vivir, es muy probable que tu familia o amigos te ayuden al principio mientras te estableces.

Esta es la realidad a la cual tendrás que enfrentarte. Muy diferente a partir de ahora y no menos complicada. Pero con el transcurso del tiempo habrás de confirmar que la experiencia de haber viajado a Estados Unidos, también dejó en ti verdaderos beneficios. He acá algunos para que los analices y lo confirmes:
 
Eres una Persona que Sabe Tomar Desciciones

Sólo alguien con mucho valor y decisión se arriesga a emigrar, a pesar de que tienes ahora que retornar a tu país, queda demostrado que sabes proponerte metas y que tienes todas las capacidades para cumplirlas.
  
Sabes que Eres Valiente

Has pasado por una experiencia muy difícil y has sufrido sus efectos. Pero estás con vida, y a pesar de que sientes temporalmente un sentimiento de derrota, la situación no te ha vencido. Y algo en el fondo de tu ser te dice que debes mantenerte firme, que eres valiente y que debes continuar en tu lucha hasta el último momento de tu vida. Volverás a lograr lo que te propongas, no lo dudes, solo es cuestión de "darle tiempo al tiempo".

Ahora Laboralmente Vales Mucho Más

Definitivamente ahora estás en mejores condiciones para el trabajo. Si te comparas con la persona que eras antes de viajar a Estados Unidos, con la persona que eres hoy, fácilmente notarás las grandes cualidades que posees: el inglés - aunque quizá todavía no lo hables bien - no te da miedo y muchas palabras (más de lo que te imaginas) las conoces y las puedes usar.

Has aprendido nuevas técnicas de trabajo que te ayudarán muchísimo para conseguir un empleo en tu país, has adquirido mejores conocimientos, lo que te da una gran ventaja sobre muchas otras personas que no tienen idea de lo que es vivir y trabajar en Estados Unidos. Muchas de las tareas o trabajos que se hacen en Estados Unidos también se hacen en tu país, no dudes que cuando busques empleo en empresas similares y demuestres lo que sabes, serás valorado de inmediato y quizá la contratación sea tan rápida que pases muy poco tiempo sin empleo.

Estar de Nuevo con tu Familia, tus Amigos y en tu Patria, no Tiene Precio

Conforme pasen los días y vuelvas a adaptarte a tu país, con todo y sus problemas (que también Estados Unidos los tiene y tu los conoces bien) volverás a sentirte como lo que siempre fuiste: una persona valiosa, querida y propietaria de su propio destino.

No olvides que como inmigrante siempre te sentiste como "persona en país ajeno". Muchas veces recordaste con nostalgia las cosas bellas de tu patria, de tu gente, tus costumbres, tus comidas, todas tus tradiciones, tu verdadero origen. Hoy vuelves a todo ello y lo disfrutarás, y volverás a reir, olvidarás este momento difícil que estás pasando, resurgirás con mayor fuerza y con una más fortalecida voluntad. Lo quieras o no, naciste con una fuerza especial, la misma que te hará resurgir siempre. Ya lo verás.



Última actualización: Octubre 2006.

¡Envíale este artículo a un Amigo!


Cargando
 


Copyright © 2000-2016 InmigracionyVisas.com - Todos los derechos reservados
Importante Nota Legal    Mapa del Sitio